Google+ El Malpensante

Breviario

La escritura es un deporte de contacto

Jonathan Franzen en conversación con Juan Gabriel Vásquez

Alberto Escobar

Bloomsbury acaba de publicar The Sound of Things Falling, traducción al inglés de El ruido de las cosas al caer, la novela de Juan Gabriel Vásquez. En las páginas iniciales de esa edición aparece esta entrevista con el autor de la novela.

 


 Juan Gabriel Vásquez en Montpellier © Daniel Mordzinski

 

Me sorprende lo diferentes que se sienten libros como Los informantes y El ruido de las cosas al caer de las novelas del Boom latinoamericano. Pienso a la vez en su cosmopolitismo (elementos europeos en el primer libro y una protagonista norteamericana en el segundo) y su escenificación en una Bogotá moderna y urbana. Me parece que ha habido una especie de despertar de la ficción latinoamericana, un disiparse de las nieblas mágicas, y me pregunto hasta qué punto su trabajo es una reacción al de García Márquez y sus pares. ¿Llegó usted a la escritura de ficción con un programa consciente?

No, no lo hice, entre otras cosas porque yo crecí leyendo y amando estas novelas. Cien años de soledad de García Márquez es uno de los libros que me hizo querer ser novelista; por otra parte, mi idea sobre el trabajo de un escritor (disciplina y terquedad implacables, dedicación total al oficio) estuvo fuertemente influenciada por Mario Vargas Llosa. Pero me encanta la idea de que una novela se enfrenta o se rebela contra su propia tradición, contra los libros que la han hecho posible. (Me parece recordar a Hemingway diciendo que nunca había leído a Chéjov: insertar sonora carcajada aquí.) Lo que quiero decir es que la escritura es un deporte de contacto: uno busca peleas con los libros que más quiere. Lo que uno hace como novelista es buscar el mejor método para capturar una cierta intuición o visión que tiene. Ahora bien: algunas veces el método viene de la propia tradición y otras veces de afuera. En las dos novelas mías que usted menciona, los métodos latinoamericanos que yo tenía disponibles me resultaban completamente inútiles. Las mías son novelas muy privadas, muy íntimas, y la mayoría de los principales escritores del Boom latinoamericano –incluso aquellos que trabajaban por fuera del realismo mágico– estaban muy ocupados reinventando la historia pública y política de un continente, y no se concentraron tanto en el individuo más privado, en su conciencia, en su moralidad y sus emociones. 

...

Página 1 de 2

El contenido de esta sección está disponible solo para suscriptores

Comentarios a esta entrada

Su comentario

Jonathan Franzen

Su más reciente publicación se titula 'Libertad', novela con la que estuvo en la portada de Time Magazine en el 2010.

Octubre de 2013
Edición No.146

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

Taller Malpensante de Escritura

Por El Malpensante

3

La escritura como seducción

Por El Malpensante

4

Un débil abrazo

Por Carlos Páramo

5

En la muerte de los blasfemos

Por Mario Jursich Durán

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

El calígrafo

Por Alexandru Ecovoiu

3

Sombra

Por Ruven Afanador

4

Loca carrera de los optimistas

Por

5

El proletariado de los dioses

Por Paul Brito

1

Nuestro Archivo

1 de 4

Huesos y pelo


Por Pilar Quintana


Publicado en la edición

No. 194



Un cuento  [...]

Tres piedritas hepáticas


Por Hernán Bravo Varela


Publicado en la edición

No. 193



De manufactura muy diversa, pero igual de encantadora, este trío de ensayos aborda la música, el cine y el sentido del gusto (incluyendo el gusto por el arte) con un ingenio prodigioso. [...]

Fentanyl


Por Samuel Andrés Arias


Publicado en la edición

No. 77



¿Y al doctor quién lo ronda? Pues lo ronda, entre otras cosas, una peligrosa tentación en la que muchos caen. Ésta es la impresionante crónica de un anestesista que [...]

En defensa de la novela, una vez más


Por Salman Rushdie


Publicado en la edición

No. 158



La crisis de la novela ha sido anunciada con visos apocalípticos en distintos momentos de la historia de la literatura. A mediados de los noventa, uno de sus más destacados representante [...]

Columnas

Poetour en una ciudad andina

Esperando a Cantinflas

La cueca larga del anti-poeta

La comba del palo

Las Marías y sus seguidores