Google+
El Malpensante

Columna

Mujeres en las Farc

Para nadie es un secreto que la vinculación a grupos armados al margen de la ley es una opción de trabajo para los habitantes de zonas rurales colombianas. ¿Qué les espera a la mayoría de las mujeres que escogen esta alternativa?

 © Ruf Lanz

 

En abril de 1964, jacobo Arenas llegó a la región de Marquetalia, en donde se encontraba establecido Manuel Marulanda, para informarlo sobre el plan de gobierno de Guillermo León Valencia contra la región. En una asamblea la comunidad decidió que en menos de dos días había que evacuar. Según Jaime Guaracas, como el enfrentamiento se podía “prolongar por muchos años”, Marulanda empezó a dirigir la resistencia “con solo 52 campesinos varones y dos mujeres”.

 

El contenido de esta sección está disponible solo para suscriptores

Comentarios a esta entrada

Su comentario

Mauricio Rubio

Columnista de El Malpensante y La Silla Vacía. Es investigador de la Universidad Externado de Colombia.

Abril de 2014
Edición No.151

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

Taller Malpensante de Escritura

Por El Malpensante

3

La escritura como seducción

Por El Malpensante

4

Un débil abrazo

Por Carlos Páramo

5

En la muerte de los blasfemos

Por Mario Jursich Durán

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

El calígrafo

Por Alexandru Ecovoiu

3

Sombra

Por Ruven Afanador

4

Loca carrera de los optimistas

Por

5

El proletariado de los dioses

Por Paul Brito

1

Nuestro Archivo

1 de 4

Delicadeza


Por Liliana Heker


Publicado en la edición

No. 203



Dossier de Ficción [...]

Poemas


Por Jacques Prévert


Publicado en la edición

No. 202



Tríptico  [...]

Carta al embajador de Francia


Por


Publicado en la edición

No. 204



. [...]

Y las palabras son esquivas


Por Arturo Charria


Publicado en la edición

No. 204



Nuevas Voces [...]

Columnas

Poetour en una ciudad andina

Esperando a Cantinflas

La cueca larga del anti-poeta

La comba del palo

Las Marías y sus seguidores