Google+
El Malpensante

Coda

Shirley Temple, Oh my goodness!

Hace dos meses murió Shirley Temple, hace ochenta años era toda una diva. ¿Cómo fue la intensa y corta carrera de una de las estrellas infantiles de Hollywood en los años treinta? 


© John Springer collection • Corbis

 

En 1934, SHIRLEY TEMPLE, de seis añitos, ya era una actriz profesional que había actuado en algunos cortometrajes de niñas y niños en pañales, y en dos o tres largometrajes entonces aclamados y hoy olvidados. A partir de la película Stand Up and Cheer (“Levántense y aclamen”), en la cual deslumbró con su talento de prematura diva, con su ánimo cándidamente travieso y sus ricitos rubios, fue ascendiendo al máximo piso astral del cine hollywoodense. A lo largo de su filmografía de unos cuarenta títulos, la niña cada vez más mítica sería ofrecida al ingente rebaño de sus fans como hija ejemplar o frecuente huérfana sublime o niña abandonada y adoptable por solteros octogenarios, o vedetita salvadora de compañías faranduleras en crisis económica, o soldadita mascota de un rudo regimiento escocés en África o, ya adolescente, como la noviecita del legendario Séptimo de Caballería aburrido de tanto, uf, cabalgar matando indios de piel rojiza.

 

El contenido de esta sección está disponible solo para suscriptores

Comentarios a esta entrada

Su comentario

José de la Colina

Reside en México. Es un permanente colaborador de la revista Letras Libres y el autor de 'Libertades imaginarias'.

Abril de 2014
Edición No.151

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

Taller Malpensante de Escritura

Por El Malpensante

3

La escritura como seducción

Por El Malpensante

4

Un débil abrazo

Por Carlos Páramo

5

En la muerte de los blasfemos

Por Mario Jursich Durán

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

El calígrafo

Por Alexandru Ecovoiu

3

Sombra

Por Ruven Afanador

4

Loca carrera de los optimistas

Por

5

El proletariado de los dioses

Por Paul Brito

1

Nuestro Archivo

1 de 4

La sed del ojo


Por Pablo Montoya


Publicado en la edición

No. 204



La primera novela del escritor colombiano transcurre en tiempos en los que la fotografía erótica atentaba contra las buenas costumbres y los “pornógrafos” eran persegu [...]

¡Viva la revolución!


Por Malcom Deas


Publicado en la edición

No. 204



Así se llama el último libro de Eric Hobsbawm sobre Latinoamérica, que un colega cáustico desmenuza y destruye con celo de historiador. Dos versiones británicas de n [...]

¿Poeta o profeta?


Por Rodrigo Blanco Calderón


Publicado en la edición

No. 204



Michel Houellebecq lo hizo de nuevo: en su más reciente novela predijo el presente político de Francia y la aparición de los “chalecos amarillos”. Un admirador de su o [...]

Con la de palo


Por Fernando Sorrentino


Publicado en la edición

No. 204



En la vida como en el fútbol, las peores patadas son las que se devuelven. [...]

Columnas

Poetour en una ciudad andina

Esperando a Cantinflas

La cueca larga del anti-poeta

La comba del palo

Las Marías y sus seguidores