Google+ El Malpensante

Ficción

Lluvia de piedras sobre tu mejor amigo

Un cuento de Tomás Sánchez Bellocchio


Ilustración de Elizabeth Builes

 

Te das cuenta demasiado tarde. Están cayendo piedras en el jardín de la casa de tu mejor amigo. Una ventana estalla y los vidrios vuelan en línea recta a través del comedor. El cascote irregular rueda hasta tus pies, ya sin fuerza, como una mascota. La mucama de tu amigo sale por la puerta de la cocina y entonces otra piedra, más pequeña, le da en mitad de la cabeza y se desploma sobre el pasto. ¿Qué está pasando?, te preguntás sin moverte. El chofer de la familia de tu amigo sale a su vez en busca de la mucama, protegiéndose con una sartén de los objetos que caen por todas partes. La agarra como puede de un brazo y la arrastra adentro. Nunca en tu vida viste tanta sangre. Si no hubieras presenciado el golpe, si no hubieras visto la herida abierta en el cuero cabelludo, dirías que es pintura: una consistencia plástica, brillante. La mujer que grita es la madre de tu mejor amigo. ¡Una ambulancia! ¡La policía! Sus alaridos son tan agudos que no entendés cómo el resto de las ventanas y los espejos siguen intactos. Te hacen llamar a vos, porque estás cerca del teléfono, porque te ven inexplicablemente tranquilo. Acurrucado en un rincón del living, tu amigo llora y se sacude, como si tuviera convulsiones. No sabés bien qué decir. ¿Están lloviendo piedras? Pero das la dirección correcta y con eso es suficiente. Una vez que colgaste, te acercás a la ventana rota. Te ruegan que salgas de ahí. Es peligroso, Martín. Al otro lado del portón de rejas, en la calle, ves a un montón de gente enloquecida. Algunos llevan carteles, otros banderas. Es imposible distinguir una cara, reconocer a alguien. ¿Por qué hacen esto?

Prestá atención: están gritando el apellido de tu amigo.

Página 1 de 3

El contenido de esta sección está disponible solo para suscriptores

Comentarios a esta entrada

Su comentario

Tomás Sánchez Bellocchio

Su primer libro de cuentos, aún inédito, se titula 'Familias de cereal'.

Junio de 2014
Edición No.153

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

La escritura como seducción

Por El Malpensante

3

Taller Malpensante de Escritura

Por El Malpensante

4

Un débil abrazo

Por Carlos Páramo

5

En la muerte de los blasfemos

Por Mario Jursich Durán

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

El calígrafo

Por Alexandru Ecovoiu

3

Sombra

Por Ruven Afanador

4

Loca carrera de los optimistas

Por

5

El proletariado de los dioses

Por Paul Brito

1

Nuestro Archivo

1 de 4

Huesos y pelo


Por Pilar Quintana


Publicado en la edición

No. 194



Un cuento  [...]

Los hombres me explican cosas


Por Rebecca Solnit


Publicado en la edición

No. 164



Una especie de autoridad intelectual masculina, basada exclusivamente en el género, es una de las formas más sutiles y a la vez violentas de discriminación hacia las mujeres. Para [...]

Cómo escribir y cómo no escribir poesía


Por Wislawa Szymborska


Publicado en la edición

No. 120



Durante tres décadas, Wislawa Szymborska escribió una columna en el periodico polaco Vida Literaria. En ella respondía las preguntas de personas interesadas en escr [...]

Tres piedritas hepáticas


Por Hernán Bravo Varela


Publicado en la edición

No. 193



De manufactura muy diversa, pero igual de encantadora, este trío de ensayos aborda la música, el cine y el sentido del gusto (incluyendo el gusto por el arte) con un ingenio prodigioso. [...]

Columnas

Poetour en una ciudad andina

Esperando a Cantinflas

La cueca larga del anti-poeta

La comba del palo

Las Marías y sus seguidores