Google+ El Malpensante

Política

¿Por qué no critico a Israel?

Contrapunto palestino israelí

Traducción de Roberto Hinestrosa Mejía

A raíz del más reciente y sangriento episodio del conflicto en la Franja de Gaza, los medios oficiales y las redes sociales se han inundado de fotografías amarillistas, artículos incendiarios y foros que reproducen la violencia fronteriza. Estas dos piezas ofrecen una mirada distinta, dialogando con argumentos razonados desde las perspectivas de ambos bandos.

© Eloise Bollack | Zuma Press | Corbis

 

Las preguntas que más me han hecho en los últimos tiempos son algo así como: ¿por qué nunca criticas a Israel?, ¿por qué nunca criticas el judaísmo?, ¿por qué siempre estás por los israelíes y no por los palestinos?

Son preguntas increíblemente aburridas y deprimentes por una gran variedad de razones. La primera es que ya he criticado tanto a Israel como al judaísmo. Lo que parece haber molestado a muchas personas es que siempre he mantenido cierto sentido de las proporciones. Hay algo así como quince millones de judíos en la Tierra en este momento; hay algo así como cien veces más musulmanes. He debatido con rabinos, quienes me paran en seco cuando se dan cuenta de que asumo que creen en un Dios que puede escuchar nuestras plegarias, y me preguntan: “¿Por qué pensarías que creo en un Dios que puede escuchar las plegarias?”. Así que hay rabinos –rabinos conservadores– que creen en un Dios tan elástico como para excluir cualquier afirmación concreta sobre Él –y, en consecuencia, casi cualquier suposición concreta sobre el comportamiento humano–. También hay millones de judíos, en el sentido literal, millones entre los pocos millones que existen, para quienes el judaísmo es muy importante y no obstante son ateos. No creen en Dios en absoluto. Es incluso una posición que se puede defender en el judaísmo, pero es un total non sequitur en el islam y en el cristianismo.

 

Página 1 de 3

El contenido de esta sección está disponible solo para suscriptores

Comentarios a esta entrada

Su comentario

Sam Harris

Es autor de El fin de la fe y Cartas a una nación cristiana.

Septiembre de 2014
Edición No.156

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

Taller Malpensante de Escritura

Por El Malpensante

3

La escritura como seducción

Por El Malpensante

4

Un débil abrazo

Por Carlos Páramo

5

En la muerte de los blasfemos

Por Mario Jursich Durán

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

El calígrafo

Por Alexandru Ecovoiu

3

Sombra

Por Ruven Afanador

4

Loca carrera de los optimistas

Por

5

El proletariado de los dioses

Por Paul Brito

1

Nuestro Archivo

1 de 4

Huesos y pelo


Por Pilar Quintana


Publicado en la edición

No. 194



Un cuento  [...]

En defensa de la novela, una vez más


Por Salman Rushdie


Publicado en la edición

No. 158



La crisis de la novela ha sido anunciada con visos apocalípticos en distintos momentos de la historia de la literatura. A mediados de los noventa, uno de sus más destacados representante [...]

Fentanyl


Por Samuel Andrés Arias


Publicado en la edición

No. 77



¿Y al doctor quién lo ronda? Pues lo ronda, entre otras cosas, una peligrosa tentación en la que muchos caen. Ésta es la impresionante crónica de un anestesista que [...]

Cómo escribir y cómo no escribir poesía


Por Wislawa Szymborska


Publicado en la edición

No. 120



Durante tres décadas, Wislawa Szymborska escribió una columna en el periodico polaco Vida Literaria. En ella respondía las preguntas de personas interesadas en escr [...]

Columnas

Poetour en una ciudad andina

Esperando a Cantinflas

La cueca larga del anti-poeta

La comba del palo

Las Marías y sus seguidores