Google+ El Malpensante

Breviario

Estabilidad estructural

José Darío Aristizábal acaba de recibir un reconocimiento de Colciencias por sus diseños que mejoran la estabilidad estructural. Lo curioso es que este ingeniero civil es socio de la firma que construyó Space, una de cuyas torres colapsó en octubre de 2013 en Medellín. ¿Qué es lo que premia Colciencias?

La torre 6 de Space colapsó el 12 de octubre de 2013 en Medellín • © Wilson Madrid | Flycam

 

A comienzos de julio de este año, Colciencias, en asocio con Semana, entregó el Gran Premio Vida y Obra a los Investigadores Eméritos de Colombia 2014. El objetivo de la premiación era “ofrecer un merecido homenaje a los hombres y mujeres colombianos que, a través de su ejercicio como investigadores, han dejado un legado positivo a la humanidad”. En la ceremonia, que tuvo lugar en Cartagena, se otorgaron siete galardones. El más importante fue para Manuel Elkin Patarroyo: “…reconocido por haber descubierto y patentado la primera vacuna contra la malaria, y otro de sus aportes es haber dado a conocer a Colombia como la arquitecta [sic] de las bases de la investigación de las vacunas sintéticas”. Parece un chiste que en Colciencias sigan cayendo incautos al creer en esa vacuna; pero bueno, digamos que era predecible.

 

En la premiación también se destacó la labor de otros 14 científicos, seleccionados como “finalistas” entre 69 postulaciones que recibió Semana en una página web. En la Categoría Ciencias, Ingeniería y Tecnología, en la que el ganador fue Silvio del Vasto, hubo solo otro finalista, José Darío Aristizábal, profesor titular de la Universidad Nacional de Medellín. Semana describe así su mérito más notable: “Con la idea de hacer estructuras más estables y eficientes, [Aristizábal] creó el método DKB, que consiste en introducir un elemento en sentido diagonal a la intersección de columnas y vigas para que absorba la energía de una sacudida e impida que la estructura colapse. Esta creación, que presentó en una de sus 129 publicaciones, ha sido probada experimentalmente en múltiples academias del mundo”.

Ahora bien: resulta que el profesor Aristizábal es socio de A.O. Asesorías e Ingenieros Ltda., la firma que hizo los cálculos para el edificio Space de Medellín, que se cayó el 12 de octubre de 2013, y hermano del ingeniero que dijo con soberbia que no había ninguna probabilidad de que la construcción colapsara, un día antes del derrumbe que dejó doce víctimas fatales.

En un artículo publicado el 1o de noviembre de 2013, en el periódico El Colombiano, Juan David Franco afirma que “los hermanos Aristizábal Ochoa son los fundadores y los únicos socios de A.O. Asesorías e Ingenieros Ltda., empresa constituida el 31 de octubre de 1980 en la Notaría Tercera de Medellín. La empresa, según los registros de la Cámara de Comercio de Medellín, es gerenciada por Jorge Aristizábal, y en su objeto social se encuentra ‘la celebración de proyectos estructurales de edificaciones en general’, la actividad para la que habría sido contratada por la constructora Lérida CDO”. Justamente por esta relación, la Facultad de Minas de la Universidad Nacional (sede Medellín) se declaró impedida para hacer los estudios de ingeniería una vez se desplomó la primera torre del edificio Space. Seleccionaron por ello a la Universidad de los Andes, que terminó recomendando la demolición de las otras cinco torres.

Por supuesto, es posible que los cálculos para Space no hubieran tenido en cuenta los aportes de Aristizábal a la ingeniería civil, o que su método sea correcto y la aplicación errada. Pero al fin y al cabo es su empresa y por lo tanto es responsable. En todo caso, la ingenuidad de Colciencias y de los jurados que contrató es grande: ¿cómo se les ocurre escoger como finalista a alguien que descubrió la manera de evitar colapsos en las estructuras de los edificios, cuando una obra civil en la que de una u otra forma estuvo involucrado, y que probablemente se calculó teniendo en cuenta sus descubrimientos, se había caído? Es más, ¿cómo premiar a un ingeniero civil por sus aportes al cálculo de estructuras, precisamente cuando la empresa de la que es socio enfrentaba la eventual demolición de varias torres más, que finalmente fueron destruidas por el peligro que representaban para sus habitantes? También parece un chiste que su grupo de investigación en la Facultad de Minas se llame Estabilidad Estructural.

Estos premios dicen mucho de lo que es la ciencia y la investigación para Colciencias: publicar en revistas indexadas, aparecer en las bases de datos más prestigiosas y ser citado copiosamente, además de obtener un puntaje alto llenando sus engorrosos formularios. Si uno está vendiendo humo pero lo citan mucho, y si tiene un puntaje alto en su sistema, bienvenido al mundo de la ciencia. Lo importante es que el investigador tenga habilidad para lograr que sus trabajos se publiquen, y no tanto lo que haya contribuido al conocimiento o a la solución de problemas del país. Lo que cuenta son las pruebas en “múltiples academias” y no lo que pasa en el mundo real. Según el Top 25 del SciVerse ScienceDirect, Aristizábal está en el curubito de los más citados de su área en revistas internacionales. Seguramente también el doctor Patarroyo tiene centenares de artículos indexados y muy citados aunque, a la fecha y tras 27 años de pomposos anuncios, su vacuna no funcione.

Página 1 de 2

Comentarios a esta entrada

Su comentario

Katherine Ríos

Estudió Geografía en la Universidad Nacional de Colombia y trabajó varios años con la Biblioteca Luis Ángel Arango. Acaba de publicar el libro Los abrazos de Alicia

Octubre de 2014
Edición No.157

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

Taller Malpensante de Escritura

Por El Malpensante

3

La escritura como seducción

Por El Malpensante

4

Un débil abrazo

Por Carlos Páramo

5

En la muerte de los blasfemos

Por Mario Jursich Durán

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

El calígrafo

Por Alexandru Ecovoiu

3

Sombra

Por Ruven Afanador

4

Loca carrera de los optimistas

Por

5

El proletariado de los dioses

Por Paul Brito

1

Nuestro Archivo

1 de 4

Huesos y pelo


Por Pilar Quintana


Publicado en la edición

No. 194



Un cuento  [...]

Tres piedritas hepáticas


Por Hernán Bravo Varela


Publicado en la edición

No. 193



De manufactura muy diversa, pero igual de encantadora, este trío de ensayos aborda la música, el cine y el sentido del gusto (incluyendo el gusto por el arte) con un ingenio prodigioso. [...]

Los hombres me explican cosas


Por Rebecca Solnit


Publicado en la edición

No. 164



Una especie de autoridad intelectual masculina, basada exclusivamente en el género, es una de las formas más sutiles y a la vez violentas de discriminación hacia las mujeres. Para [...]

Fentanyl


Por Samuel Andrés Arias


Publicado en la edición

No. 77



¿Y al doctor quién lo ronda? Pues lo ronda, entre otras cosas, una peligrosa tentación en la que muchos caen. Ésta es la impresionante crónica de un anestesista que [...]

Columnas

Poetour en una ciudad andina

Esperando a Cantinflas

La cueca larga del anti-poeta

La comba del palo

Las Marías y sus seguidores