Google+
El Malpensante

Ficción

El padre de mis hijos

La prolífica trayectoria de Antonio Caballero incluye apenas un par de piezas de ficción: la novela Sin remedio y este único cuento, publicado originalmente en El Malpensante N° 1.

Ilustración de Elizbeth Builes

 

Cuando el desconocido asomó la cabeza por la puerta del bus, a Luz Angélica se le fueron las fuerzas. Nunca había visto a un hombre tan buen mozo. En su regazo gruñó el perrito, impaciente: por primera vez en su vida, Luz Angélica lo dejó caer. El desconocido retiró la cabeza, y se ensombreció el mundo.

 

El contenido de esta sección está disponible solo para suscriptores

Comentarios a esta entrada

Su comentario

Antonio Caballero

Es columnista y caricaturista de la revista Semana y autor de la novela 'Sin remedio'.

Noviembre de 2014
Edición No.158

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

La escritura como seducción

Por El Malpensante

3

Taller Malpensante de Escritura

Por El Malpensante

4

Un débil abrazo

Por Carlos Páramo

5

En la muerte de los blasfemos

Por Mario Jursich Durán

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

El calígrafo

Por Alexandru Ecovoiu

3

Sombra

Por Ruven Afanador

4

Loca carrera de los optimistas

Por

5

El proletariado de los dioses

Por Paul Brito

1

Nuestro Archivo

1 de 4

Maestro desatado


Por Fernando Olea


Publicado en la edición

No. 208



La caricatura de junio [...]

De la amistad


Por


Publicado en la edición

No. 204



Celebremos al padre del ensayo, Michel de Montaigne. [...]

Collage al borde del abismo


Por Camila Builes


Publicado en la edición

No. 209



El trabajo de Ruven Afanador se ha caracterizado por la ambigüedad de sus retratos. En cambio, esta nueva serie suscita preguntas: ¿habrá otra forma de presentar a Colombia en el ex [...]

Carta al embajador de Francia


Por


Publicado en la edición

No. 204



. [...]

Columnas

Poetour en una ciudad andina

Esperando a Cantinflas

La cueca larga del anti-poeta

La comba del palo

Las Marías y sus seguidores