Google+
El Malpensante

El último de la fila

La poesía y la policía

Álbum de la literatura colombiana

Fotografía de Gertjan Bartelsman

 

En Colombia, los setenta fueron años de protesta social y represión política. Cualquier joven, por el mero hecho de serlo, podía ser detenido en la calle y acusado de cargos tan gaseosos como inútiles (“vago” y “mechudo” eran los preferidos). Eduardo Zalamea júnior, poeta nadaísta e hijo del célebre autor de Cuatro años a bordo de mí mismo, no escapó a esa suerte. Estando en la calle 60 de Bogotá, fue conminado a identificarse por un piquete de policías ataviados con convenientes cascos de inspiración nazi. Después de un tenso intercambio de palabras, fue dejado en libertad. El fotógrafo, por atreverse a dejar testimonio de la fechoría, acabó en los calabozos de la Estación 100.

El contenido de esta sección está disponible solo para suscriptores

Comentarios a esta entrada

Su comentario

El Malpensante

Noviembre de 2014
Edición No.158

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

Taller Malpensante de Escritura

Por El Malpensante

3

La escritura como seducción

Por El Malpensante

4

Un débil abrazo

Por Carlos Páramo

5

En la muerte de los blasfemos

Por Mario Jursich Durán

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

El calígrafo

Por Alexandru Ecovoiu

3

Sombra

Por Ruven Afanador

4

Loca carrera de los optimistas

Por

5

El proletariado de los dioses

Por Paul Brito

1

Nuestro Archivo

1 de 4

Instrucciones para escribir un cuento de Marvel Moreno


Por Lina Alonso


Publicado en la edición

No. 204



Sígalas y tal vez pueda convertirse en protagonista de la próxima polémica literaria. [...]

El aperitivo


Por Karim Ganem Maloof


Publicado en la edición

No. 206



Una historia de suspenso sobre Lucky Peach [...]

Contrapunteo colombiano del azúcar y la sal


Por Nicolás Pernett


Publicado en la edición

No. 206



Una breve historia nacional de los dos condimentos que monopolizan la sensibilidad de nuestro paladar. [...]

Cómo escribir y cómo no escribir poesía


Por Wislawa Szymborska


Publicado en la edición

No. 120



Durante tres décadas, Wislawa Szymborska escribió una columna en el periodico polaco Vida Literaria. En ella respondía las preguntas de personas interesadas en escr [...]

Columnas

Poetour en una ciudad andina

Esperando a Cantinflas

La cueca larga del anti-poeta

La comba del palo

Las Marías y sus seguidores