Google+
El Malpensante

Ensayo

Cuerpo negro

Releyendo "Un extraño en la aldea" de James Baldwin

Traducción de Liliana Moreno Acevedo

A mediados de los cincuenta, el autor de Ve a decirlo en la montaña pasó una prolífica temporada en Leukerbad, una pequeña aldea suiza. Era uno de los primeros negros en pisar el lugar. El impacto que ello tuvo entre los lugareños y en la sensibilidad del autor inspiró “Un extraño en la aldea”. Más de medio siglo después, otro joven escritor replica los pasos que dieron vida a aquel ensayo.


James Baldwin con su hermano en un bar de Broadway, en 1965 • © Bob Adelman | Corbis

 

Entonces el bus comenzó a andar dentro de nubes, y entre una nube y la siguiente atrapábamos fugaces visiones del poblado de abajo. Era hora de la cena y el pueblo era una constelación de puntos amarillos. Llegamos treinta minutos después de dejar ese pueblo llamado Leuk. El tren de Leuk había llegado de Visp, el tren de Visp había llegado de Berna, y el tren anterior venía de Zúrich, desde donde yo había salido en la tarde. Tres trenes, un bus, y un corto paseo, todo ello a través de un campo precioso, y luego alcanzamos Leukerbad en la oscuridad. De manera que, a pesar de no estar lejos en términos de distancia absoluta, no fue tan fácil llegar allí. Agosto 2 de 2014: hoy sería el cumpleaños de James Baldwin. Si viviera, estaría alrededor de los noventa.Él es una de esas personas que escaparon de lo contemporáneo para deslizarse en lo histórico –John Coltrane habría cumplido 88 este año, Martin Luther King tendría 85–, personas que podrían estar todavía entre nosotros, pero que se sienten, a veces, muy lejos en el tiempo, como si hubiesen vivido siglos atrás.  James Baldwin dejó París y llegó a Leukerbad por primera vez en 1951.

El contenido de esta sección está disponible solo para suscriptores

Comentarios a esta entrada

Su comentario

Teju Cole

Ha publicado dos obras de ficción: Open City y Every Day is for the Thief

Febrero de 2015
Edición No.160

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

Taller Malpensante de Escritura

Por El Malpensante

3

La escritura como seducción

Por El Malpensante

4

Un débil abrazo

Por Carlos Páramo

5

En la muerte de los blasfemos

Por Mario Jursich Durán

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

El calígrafo

Por Alexandru Ecovoiu

3

Sombra

Por Ruven Afanador

4

Loca carrera de los optimistas

Por

5

El proletariado de los dioses

Por Paul Brito

1

Nuestro Archivo

1 de 4

El arte de ser Ludwig Bemelmans


Por Gabriela Alemán


Publicado en la edición

No. 212



Madeline lleva ocho décadas como la niña de enorme lazo en el pelo y vestido azul. Su creador, sin embargo, no es tan conocido a pesar de que su vida también parece la historia de [...]

VAR: Vigilar y castigar


Por Harold Muñoz


Publicado en la edición

No. 210



La FIFA implementó el videoarbitraje hace apenas un año, y tanto los jugadores como los espectadores aún intentan aclimatarse a las nuevas condiciones. Sus defensores dicen: &ldqu [...]

Un tropezón cualquiera da en la vida


Por Jaime Andrés Monsalve


Publicado en la edición

No. 207



Tal vez por presentarse antes de un mortal accidente aéreo, este encuentro entre el famoso tanguero y la policía de tránsito de Bogotá pasó inadvertido por mucho tie [...]

Las Antillas: fragmentos de la memoria épica


Por Derek Walcott


Publicado en la edición

No. 214



Traducción de Catalina Martínez Muñoz   El Gran Caribe es un protagonista en sí mismo y no el reflejo nostálgico de otros territorios. [...]

Columnas

Poetour en una ciudad andina

Esperando a Cantinflas

La cueca larga del anti-poeta

La comba del palo

Las Marías y sus seguidores