Google+ El Malpensante

Coda

Las fantasías sexuales del racismo

Por mucho tiempo la representación de la sexualidad de los negros ha oscilado entre lo caricatuesco y lo deshumanizante. Dos casos paradigmáticos ilustran la cuestión.

 

La Venus hotentote • Getty Images

 

Motumbo es un personaje de tiras cómicas más o menos popular en internet. No se especifica de cuál país procede, pero es presumible que viene de África. Tiene el cabello en forma de afro, y es bastante musculoso. Pero su rasgo principal es su enorme pene: a veces es comparado con una serpiente anaconda, otras veces con un mazo. Las mujeres blancas que Motumbo encuentra a su paso sienten una extraña combinación de miedo y fascinación con el personaje. Muchas quieren estar con él, pero el gigantesco tamaño de su miembro les genera angustia.

Admito que, al contemplar estas historietas, me han causado risa, y por qué no, envidia (si acaso existe aquello que Freud llamó “envidia del pene”, no sería de las niñas hacia los niños, ¡sino de gente común, como yo, hacia estos personajes sexuales caricaturescos!). Y, de hecho, los propios comediantes negros en Estados Unidos, Canadá, América Latina, Sudáfrica e Inglaterra explotan esta imagen jocosa. Ellos mismos se ufanan de tener penes inmensos. Y, a medio camino entre la jocosidad y la seriedad, plantean sus supuestas dotes genitales como una forma de reivindicación social frente a la opresión. Bajo esta idea, los negros estarían en lo más bajo de la jerarquía social, pero en el tope de la jerarquía de atractivo sexual: las mujeres blancas se aburren con sus maridos insípidos de penes pequeños, y se vuelven ninfómanas al ver a los negros.

La pornografía explota aún más estas imágenes. Escenas de rubias tímidas con negros musculosos y con penes grandes son de las más populares. Incluso, en algún género de pornografía, los negros musculosos tienen relaciones con las mujeres blancas mientras sus maridos observan con frustración. Y no solo se trata del tamaño del pene, sino también de la intensidad de la actividad sexual. El negro es un potro insaciable, mientras que el blanco no tiene el rendimiento suficiente para satisfacer a su esposa. En todo este imaginario, por su parte, los asiáticos tienen el pene más pequeño, al punto de que es casi irreconocible como genital masculino, y por supuesto, su actividad sexual es muy reducida.

Un poco de comedia no viene mal, alegarán muchos. Pero en re...

Página 1 de 1

El contenido de esta sección está disponible solo para suscriptores

Comentarios a esta entrada

Su comentario

Gabriel Andrade

Escritor y locutor. Su más reciente libro se titula "Jesucristo ¡vaya timo!, publicado por Editorial Lartoli.

Noviembre 2015
Edición No.169

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

Taller Malpensante de Escritura

Por El Malpensante

3

La escritura como seducción

Por El Malpensante

4

Un débil abrazo

Por Carlos Páramo

5

En la muerte de los blasfemos

Por Mario Jursich Durán

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

El calígrafo

Por Alexandru Ecovoiu

3

Sombra

Por Ruven Afanador

4

Loca carrera de los optimistas

Por

5

El proletariado de los dioses

Por Paul Brito

1

Nuestro Archivo

1 de 4

Fentanyl


Por Samuel Andrés Arias


Publicado en la edición

No. 77



¿Y al doctor quién lo ronda? Pues lo ronda, entre otras cosas, una peligrosa tentación en la que muchos caen. Ésta es la impresionante crónica de un anestesista que [...]

Tres piedritas hepáticas


Por Hernán Bravo Varela


Publicado en la edición

No. 193



De manufactura muy diversa, pero igual de encantadora, este trío de ensayos aborda la música, el cine y el sentido del gusto (incluyendo el gusto por el arte) con un ingenio prodigioso. [...]

En defensa de la novela, una vez más


Por Salman Rushdie


Publicado en la edición

No. 158



La crisis de la novela ha sido anunciada con visos apocalípticos en distintos momentos de la historia de la literatura. A mediados de los noventa, uno de sus más destacados representante [...]

Los hombres me explican cosas


Por Rebecca Solnit


Publicado en la edición

No. 164



Una especie de autoridad intelectual masculina, basada exclusivamente en el género, es una de las formas más sutiles y a la vez violentas de discriminación hacia las mujeres. Para [...]

Columnas

Poetour en una ciudad andina

Esperando a Cantinflas

La cueca larga del anti-poeta

La comba del palo

Las Marías y sus seguidores