Google+
El Malpensante

Reseñas

Un débil abrazo

El tercer largometraje de Ciro Guerra es una de las películas colombianas seleccionadas para la edición 2015 de Cannes. Parte de la gran expectativa que rodea a El abrazo de la serpiente está relacionada con su intención de rescatar la voz de los indígenas de la Amazo-Orinoquía. ¿Cuánto de ello logra cumplirse?

 

© Cortesía de Ciudad Lunar 

Una expectativa grande y genuina ha causado el próximo estreno de El abrazo de la serpiente. No es para menos: pocas son las películas sobre la Amazonía; menos aquellas sobre nuestra Amazo-Orinoquía (es decir, las que se refieren a esta en concreto y no meramente la filman para ambientar la situación en otro lugar) y excepcionales aquellas que la tratan históricamente. Por demás, ya era hora de arrojar una potente luz y hacer pública la figura de Theodor Koch-Grünberg, ese fascinante etnógrafo alemán que recorrió la zona casi en su integridad a principios del siglo pasado, y cuyos trabajos fueron de una vastedad y una belleza proporcionales a su objeto de estudio. Aún hoy en día la obra de Koch-Grünberg sigue siendo una fuente preciosa e inagotable de información sobre muchas de las sociedades que se asentaron y se asientan en la Amazo-Orinoquía colombiana, brasileña y venezolana –gracias en buena medida a la labor, en distintos momentos, de Michael Kraus, María Mercedes Ortiz y Roberto Pineda Camacho–. El gran Macunaíma de Mário de Andrade, por ejemplo, se inspiró directamente en la mitología pemón, recogida por el tudesco hacia 1912. Y no solo eso: para la historia global de la antropología fue en sí mismo un personaje significativo; uno de los fundadores del trabajo sistemático de campo, así ahora poco se le recuerde en ese sentido.

En contraste, la figura del etnobotánico bostoniano Richard Evans Schultes es más conocida. No solo volvió a ponerse de moda con el bestseller El río de su discípulo Wade Davis (1996) y con la película Apaporis de Antonio Dorado (2010), sino que sus investigaciones sobre los enteógenos han inspirado a varias generaciones de psiconautas. Razón, dicho sea de paso, para que se hayan dejado muy al margen otras consideraciones sobre su travesía por estas latitudes, por ejemplo su rol de facto como espía botánico gringo durante la Segunda Guerra, o su participación en distintos proyectos financiados por el Departamento de Defensa, todos orientados al uso de sustancias que dominaran la voluntad. (En el caso de Koch-Grünberg, suele causar bochorno y pasarse por alto el hecho de que durante sus varias expediciones tuvo que tratar con muchos...

El contenido de esta sección está disponible solo para suscriptores

Comentarios a esta entrada

Su comentario

Carlos Páramo

Es profesor asociado de la Universidad Nacional de Colombia e investigador de la Fonoteca de RTVC.

Mayo 2015
Edición No.163

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

Taller Malpensante de Escritura

Por El Malpensante

3

La escritura como seducción

Por El Malpensante

4

Un débil abrazo

Por Carlos Páramo

5

En la muerte de los blasfemos

Por Mario Jursich Durán

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

El calígrafo

Por Alexandru Ecovoiu

3

Sombra

Por Ruven Afanador

4

Loca carrera de los optimistas

Por

5

El proletariado de los dioses

Por Paul Brito

1

Nuestro Archivo

1 de 4

Carta al embajador de Francia


Por


Publicado en la edición

No. 204



. [...]

La sed del ojo


Por Pablo Montoya


Publicado en la edición

No. 204



La primera novela del escritor colombiano transcurre en tiempos en los que la fotografía erótica atentaba contra las buenas costumbres y los “pornógrafos” eran persegu [...]

Poemas


Por Jacques Prévert


Publicado en la edición

No. 202



Tríptico  [...]

Huesos y pelo


Por Pilar Quintana


Publicado en la edición

No. 194



Un cuento  [...]

Columnas

Poetour en una ciudad andina

Esperando a Cantinflas

La cueca larga del anti-poeta

La comba del palo

Las Marías y sus seguidores