Google+ El Malpensante

Artículo

Hasbún pone mute para escuchar los corazones

El temor a cruzarse con un viejo conocido moviliza al autor de esta reseña a leer Los afectos, la última novela del boliviano Rodrigo Hasbún. En ella, como una sorpresa en sordina en medio del bullicio de la vida pública, encuentra la intimidad de los integrantes de una familia desarraigada, tan lejos de su tierra natal como los unos de los otros.

Lo siento, dije.

No lo sientes, dijo ella.

Lo siento, repetí.

 

Los afectos, Rodrigo Hasbún

Falta una hora para la discusión sobre Gadamer, así que puedo dejar de pensar, por un tiempo, en su tesis de que la única forma lógica de comprender un enunciado es la pregunta. Su tesis sustentada históricamente por esas magníficas comilonas platónicas en las cuales las ideas iban surgiendo, con el vino, poco a poco, ahogándose entre signos de interrogación. Su tesis que, aunque puede parecer sencilla, no lo es, ya que la pregunta no es algo que podamos moldear a voluntad ni puede ser abarcado por el limitado lenguaje unívoco de la ciencia. Así que abro en el metro la última novela del boliviano Rodrigo Hasbún, Los afectos, sobre todo para, en caso de que nos encontremos estos días, no decir que no la he leído.

En cualquiera de las descripciones que se pueden encontrar por ahí, la principal credencial de su biografía parece ser la de haber estado en esa rimbombante lista que la revista Granta hizo en el año 2010. Ellos eran, supuestamente, los mejores con menos de 35 años. Ellos tenían –o eso nos quiso hacer creer un comité editorial– el futuro de las letras hispanoamericanas en sus laptops. Que el valor de esta enumeración era, en realidad, publicitario ya lo dijo bien Ignacio Echevarría. Que todas las listas de futuro son absurdas ya lo dijo Alberto Olmos, también del club. Baste decir que Rodrigo Hasbún, por su parte, ha publicado varios libros de relatos, una novela, y ahora hace un doctorado en literatura en la Universidad de Cornell. Nos conocimos –con lo que sigue, Gadamer se deprimiría– por mail hace un par de años, cuando él escribió un texto sobre Rodolfo Walsh para una revista que yo dirigía. Allí delineaba al periodista-escritor argentino como “un hombre intentando entender mejor a ese hombre y lo que tiene alrededor”.

Ahora Hasbún está en Roma para presentar la traducción que Edizioni Sur ha rebautizado como Andarsene. Es un gran nuevo título. “Irse”. “Marcharse”. “Largarse”. Porque la novela cuenta la historia de una familia que, en los años cincuenta, se largó de Alemania, por motivos políticos, para ...

Página 1 de 2

El contenido de esta sección está disponible solo para suscriptores

Comentarios a esta entrada

Su comentario

Andrés Cárdenas Matute

Junio 2016
Edición No.175

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

Taller Malpensante de Escritura

Por El Malpensante

3

La escritura como seducción

Por El Malpensante

4

Un débil abrazo

Por Carlos Páramo

5

En la muerte de los blasfemos

Por Mario Jursich Durán

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

El calígrafo

Por Alexandru Ecovoiu

3

Sombra

Por Ruven Afanador

4

Loca carrera de los optimistas

Por

5

El proletariado de los dioses

Por Paul Brito

1

Nuestro Archivo

1 de 4

Huesos y pelo


Por Pilar Quintana


Publicado en la edición

No. 194



Un cuento  [...]

Cómo escribir y cómo no escribir poesía


Por Wislawa Szymborska


Publicado en la edición

No. 120



Durante tres décadas, Wislawa Szymborska escribió una columna en el periodico polaco Vida Literaria. En ella respondía las preguntas de personas interesadas en escr [...]

Tres piedritas hepáticas


Por Hernán Bravo Varela


Publicado en la edición

No. 193



De manufactura muy diversa, pero igual de encantadora, este trío de ensayos aborda la música, el cine y el sentido del gusto (incluyendo el gusto por el arte) con un ingenio prodigioso. [...]

Los hombres me explican cosas


Por Rebecca Solnit


Publicado en la edición

No. 164



Una especie de autoridad intelectual masculina, basada exclusivamente en el género, es una de las formas más sutiles y a la vez violentas de discriminación hacia las mujeres. Para [...]

Columnas

Poetour en una ciudad andina

Esperando a Cantinflas

La cueca larga del anti-poeta

La comba del palo

Las Marías y sus seguidores