Google+
El Malpensante

Artículo

De cómo no logré escribir un ensayo sobre Bolaño

Traducción del portugués de Adriana Valera Rolón

¿Qué cosa original se puede decir sobre el autor de 2666 y Los detectives salvajes? ¿Qué nuevas interpretaciones admite una obra que va en aumento, a medida que ven la luz borradores y novelas desechadas? Un ensayista renuncia a caer en un juego de matrioskas al reseñar la obra de un escritor ficticio, y en cambio escribe una ficción sobre un escritor real.

© Ilustración de Lorena Correa

Cuando mi amigo Antonio Marcos Pereira me invitó a participar en un libro de ensayos sobre Bolaño, recibí la noticia con entusiasmo. Desde mi tesis de doctorado, concluida en 2010, no escribía nada realmente nuevo sobre él. Como ocurre después de realizar una investigación tan larga sobre un autor, quedé cansado y algo saturado. Así que intencionalmente busqué alejarme de Bolaño y dejar que la distancia, como en el caso de los amantes, permitiera un mejor encuentro posterior.

Tres años después, pensé que podría haber llegado el momento (y así fue, pero no exactamente como yo esperaba).

Mi primer impulso respecto al ensayo fue recuperar una idea relacionada con la novela de artista. En la primera parte de mi diario del día 17 de mayo de 2013 escribí: “Idea para un ensayo: hacer una genealogía de la novela de artista. Analizar sus cambios técnicos. Comparar con los contemporáneos Vila-Matas, Roth”. La idea, evidentemente, era excesiva, pero pensé que podría restringir el trabajo al análisis de un libro de Bolaño, tal vez, de una parte del libro 2666, “La parte de Archimboldi”.

Me intrigaba, hacía tiempo, la figura de ese escritor oculto, que huía de la fama y el reconocimiento. Me intrigaba justamente por habitar una época en la que el escritor aparece como una superestrella, una época como la nuestra, llena de luces y reflectores con una exposición de la intimidad tan acentuada. Quizá también me intrigaba esa figura y el énfasis en la obra de Bolaño por una cierta ética del fracaso y el anonimato en contraposición a lo que ha ocurrido con su figura y su obra después de su muerte. Juan Villoro planteaba bien la cuestión cuando escribía, en un artículo para el suplemento cultural del periódico argentino Clarín:

 el mundo suele encandilarse con lo que se le resiste y la posteridad lo transformó en leyenda. La fama es un equívoco: el asocial Kafka está en todas las boutiques de Praga, el rostro del Che Guevara vende millones de camisetas y Bolaño es la superestrella que vivió para no serlo.

El contenido de esta sección está disponible solo para suscriptores

Comentarios a esta entrada

Su comentario

Rafael Gutiérrez Giraldo

Ha publicado la novela El escritor de culto. Guía rápida y el libro de poemas La oreja de Holyfield. Vive en Río de Janeiro donde coordina la Editorial Papéis Selvagens Edições.

Diciembre 2016
Edición No.181

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

La escritura como seducción

Por El Malpensante

3

Taller Malpensante de Escritura

Por El Malpensante

4

Un débil abrazo

Por Carlos Páramo

5

En la muerte de los blasfemos

Por Mario Jursich Durán

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

El calígrafo

Por Alexandru Ecovoiu

3

Sombra

Por Ruven Afanador

4

Loca carrera de los optimistas

Por

5

El proletariado de los dioses

Por Paul Brito

1

Nuestro Archivo

1 de 4

¡Dejen que reviente!


Por Thomas Vasek


Publicado en la edición

No. 204



Si alguien lo contradice, inhale, exhale y pelee. Quizás no haya una mejor forma de comunicarse. [...]

Mirar por la rendija


Por Cristian Patrasconiu


Publicado en la edición

No. 204



Uno de los frecuentes candidatos al Nobel confiesa su necesidad de llevar diarios, esos cuadernos por donde se cuela la luz. [...]

Yo no maté a Rubén Blades


Por Daniel Centeno Maldonado


Publicado en la edición

No. 204



Perfil del abogado, ministro y cazador de zombis que revolucionó la salsa. [...]

Ida Vitale no subestima a sus lectores


Por César Bianchi


Publicado en la edición

No. 203



Con una sonrisa pícara y unas salidas lúcidas, la poeta uruguaya responde con precisión filuda las preguntas de otro inoportuno periodista atraído por la miel de los premio [...]

Columnas

Poetour en una ciudad andina

Esperando a Cantinflas

La cueca larga del anti-poeta

La comba del palo

Las Marías y sus seguidores