Google+
El Malpensante

Ensayo

La poética del gol

¿Qué similitudes hay entre la forma en que se juega el fútbol y como se escribe en Colombia?

Ilustración de Gustavo Berocan

Hablar de una relación entre la literatura y el fútbol va mucho más allá de entretenerse alineando equipos de escritores y organizar mesas redondas donde semanalmente un autor hable de su pasión por el fútbol. La literatura sobre fútbol en un país puede ser una brújula interesante para comprenderlo.

Veamos dos casos: en Argentina esa literatura suele tomar la forma del cuento, en tanto que la española pasa por la novela. ¿Son un eco de su fútbol? En el país austral, el imaginario alrededor de ese deporte se reduce a un jugador mágico y genial capaz de ir solo por la cancha driblando rivales hasta llegar al gol, algo que va de la mano con el cuento como expresión individual de una historia; en la península ibérica, en cambio, prevalece la colectividad y la polifonía de la novela, lo que permite reconocer un juego donde predomina el trabajo en grupo y el espíritu que lo acompaña. En otras palabras: mientras que en Argentina esperan al nuevo Maradona o al nuevo Messi, en España buscan continuamente los jugadores capaces de ejecutar un juego colectivo,algo que logró particularmente la Selección de 2010.

Colombia, en cambio, es un país de relatos orales y su fútbol ha vivido apoyado en la construcción de anécdotas que hilan una historia fragmentada e interrumpida. Algo similar a lo que ha ocurrido en su literatura, donde la obra de muchos escritores, con logros esporádicos, ha quedado a medio camino por diferentes circunstancias. Por mucho tiempo, en Colombia ha bastado con un gol para salvar a toda una generación sin necesidad de alcanzar títulos ni campeonatos. Esa idea del fútbol colombiano vivió su época amateur, su profesionalización y su clímax, apoyado en la leyenda de Alfredo Di Stéfano, un nombre que sostuvo el proyecto de nación futbolera al punto de generar su primer gran relato: El Dorado del fútbol colombiano. Esta época maravillosa de grandes figuras extranjeras en la liga local, como Valeriano López, Héctor Rial, Rossi y Pontoni, entre otros, fue suficiente para soportar que no supiéramos competir a nivel internacional. Al menos fue así hasta el glorioso empate 4-4 de la Selección Colombia contra la URSS en el Mundial de Ch...

El contenido de esta sección está disponible solo para suscriptores

Comentarios a esta entrada

Su comentario

Luis Alejandro Díaz

Literato, filólogo y profesor de lingüística. Tiene una maestría en filología hispánica del Consejo Superior de Investigaciones Científicas de Madrid, y un doctorado en filología de la Universidad Autónoma de Barcelona. Hizo un curso de entrenador de fútbol UEFA.

Junio 2018
Edición No.197

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

Taller Malpensante de Escritura

Por El Malpensante

3

La escritura como seducción

Por El Malpensante

4

Un débil abrazo

Por Carlos Páramo

5

En la muerte de los blasfemos

Por Mario Jursich Durán

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

El calígrafo

Por Alexandru Ecovoiu

3

Sombra

Por Ruven Afanador

4

Loca carrera de los optimistas

Por

5

El proletariado de los dioses

Por Paul Brito

1

Nuestro Archivo

1 de 4

Raúl le aúlla a la luna


Por Fernando Herrera Gómez


Publicado en la edición

No. 204



Sobre Gómez Jattin [...]

Y las palabras son esquivas


Por Arturo Charria


Publicado en la edición

No. 204



Nuevas Voces [...]

Cartapacio


Por Orlando Echeverri Benedetti


Publicado en la edición

No. 203



Cada una de estas notas es el germen de un gran texto. El autor de esta bitácora, escarbador de profesión, las ofrece para otros curiosos que, como él, quisieran escribirlos. [...]

Juan Pablo Bieri, el nuevo censor de la televisión pública


Por Liga Contra el Silencio


Publicado en la edición

No. 203



Juan Pablo Bieri y RTVC sí censuraron "Los Puros Criollos" Una nueva entrega de la "Liga contra el silencio" de la cual hacemos parte. [...]

Columnas

Poetour en una ciudad andina

Esperando a Cantinflas

La cueca larga del anti-poeta

La comba del palo

Las Marías y sus seguidores