Google+ El Malpensante

Crónica

El veneno de los dragones

Fotografías de Víctor Galeano

Enfermedad, abandono estatal y ambición: la fiebre del oro se apoderó de una población del Chocó y se esparce por los ríos como el mercurio en la sangre de sus habitantes. Un cronista y un reportero gráfico hacen una cartografía de la epidemia

Las dragas que devoran la selva del Chocó son, en su mayoría, construidas y capitaneadas por operarios brasileños.


Dice: –Las ronchas. Mire las ronchas.

Yulitza se descubre las pantorillas. Su piel mulata se ve asaltada por unos manchones blancos circulares, ovalados, alargados, no más grandes que una moneda. Primero fueron ampollas. Bolsas de agua envueltas por una capa fina de piel. El médico le dijo que era una contaminación por contacto con metales. Yulitza empezó a tomar antibióticos y, a los días, las bolsas de agua se volvieron llagas supurantes. Ella continuó con la penicilina. Días más tarde, las llagas se secaron y le quedaron así como las estoy viendo: manchones blancos circulares, ovalados, alargados, no más grandes que una moneda.

–El río. Eso fue ese río.

Yulitza tiene 39 años y sus apellidos son Mosquera Palacios. Es negra –nariz ancha, labios belfos, pelo esponjado– aunque su piel no es ébano azul; acaso, chocolate. Un año atrás residía en Bogotá y se ganaba la vida de las maneras más jodidas: ventas ambulantes, aseo en restaurantes, haciendo mandados. Reventada por la crudeza de la ciudad, buscó a uno de sus hermanos aquí en Río Quito. El hermano le dio techo y comida. Ella preguntó en qué podía trabajar. En minería, todos por aquí trabajan en minería. Yulitza nunca antes lo había hecho, pero se le midió y le dieron dos opciones. Una, irse para las playas de los ríos con la batea y el almocafre, y hurgar en la arena y en el sedimento. Otra, tocar la puerta de las dragas para que le dejaran sacudir los tapetes que filtran el oro de la tierra horadada. Para la primera, Yulitza requería conocimiento y práctica. Para la segunda, solo voluntad. Optó por la segunda. Y al mes de haberse expuesto al contacto con el agua del río y con los tapetes y con la tierra horadada, le salieron esas ampollas.

Dice:                                         &nbs...

Página 1 de 7

El contenido de esta sección está disponible solo para suscriptores

Comentarios a esta entrada

Su comentario

Juan Miguel Álvarez

Periodista independiente. En 2013, publicó Balas por encargo, una investigación sobre el sicariato en Colombia. En 2015 hizo parte de la antología Los malos, catorce perfiles de latinoamericanos siniestros. En 2015, hizo parte de la selección oficial del Premio de Periodismo Gabriel García Márquez. Lo encuentran como @cronista77

Julio 2018
Edición No.198

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

La escritura como seducción

Por El Malpensante

3

Taller Malpensante de Escritura

Por El Malpensante

4

Un débil abrazo

Por Carlos Páramo

5

En la muerte de los blasfemos

Por Mario Jursich Durán

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

El calígrafo

Por Alexandru Ecovoiu

3

Sombra

Por Ruven Afanador

4

Loca carrera de los optimistas

Por

5

El proletariado de los dioses

Por Paul Brito

1

Nuestro Archivo

1 de 4

En defensa de la novela, una vez más


Por Salman Rushdie


Publicado en la edición

No. 158



La crisis de la novela ha sido anunciada con visos apocalípticos en distintos momentos de la historia de la literatura. A mediados de los noventa, uno de sus más destacados representante [...]

Huesos y pelo


Por Pilar Quintana


Publicado en la edición

No. 194



Un cuento  [...]

Tres piedritas hepáticas


Por Hernán Bravo Varela


Publicado en la edición

No. 193



De manufactura muy diversa, pero igual de encantadora, este trío de ensayos aborda la música, el cine y el sentido del gusto (incluyendo el gusto por el arte) con un ingenio prodigioso. [...]

Los hombres me explican cosas


Por Rebecca Solnit


Publicado en la edición

No. 164



Una especie de autoridad intelectual masculina, basada exclusivamente en el género, es una de las formas más sutiles y a la vez violentas de discriminación hacia las mujeres. Para [...]

Columnas

Poetour en una ciudad andina

Esperando a Cantinflas

La cueca larga del anti-poeta

La comba del palo

Las Marías y sus seguidores