Google+ El Malpensante

Poesía

A cada cual su cielo

2 poema inéditos.

También los mudos tienen al morir

una última palabra.

Se puede ver a un mudo que pregunta

con las manos a otro mudo

qué dijo el mudo que murió

y el otro con las manos responderle

que el que murió no abrió la boca,

que se quedó mudo.

Porque también los mudos enmudecen

y hay mudos taciturnos con las manos,

de quienes con las manos

se quejan entre dientes otros mudos,

los mudos locuaces,

que todo lo que llega a sus oídos lo divulgan

con las manos, no obstante ser algunos,

además de mudos, sordos,

que han aprendido,

si se les habla a su debido modo, a oír,

como los mudos que serían del todo mudos

si no les fuera dado hablar a su debido modo.

Y ahí van a su debido modo

los sordomudos enterándose,

los mudos enmudeciendo.

Hasta se ha visto a mudos dándose a entender

sin que tuvieran manos, es más, sin brazos,

y los han visto nada menos que unos ciegos,

que para eso de saber en dónde están parados

se pintan solos.

 

 

 

*  *  *

 

 

 

soy la última persona,

el último hablante de un idioma, el mío,

que pende enteramente de mi lengua,

todo un acervo de palabras

que va a caer en el olvido

el día que me despida de mi aliento,

mi lengua que hablo a solas y que olvido

porque dejó de ser idioma y es solo acervo.

Muchas de sus palabras ya están muertas

porque no volveré a decirlas,

y aunque las diga, todo lo que diga,

por no tener a nadie que me entienda,

es un invento mío, pese a que se parezca

en todo a las palabras que aprendí de niño,

y a veces me pregunto si no somos todos

los últimos hablantes de lo que decimos.

 

 

Página 1 de 1

El contenido de esta sección está disponible solo para suscriptores

Comentarios a esta entrada

Su comentario

Fabio Morábito

Reside desde siempre en Ciudad de México. Ha publicado los libros de poesía 'Lotes baldíos' y 'De lunes todo el año', y los libros de ensayo, 'El viaje y la enfermedad' y 'Los pastores sin ovejas'

Septiembre 2018
Edición No.200

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

Taller Malpensante de Escritura

Por El Malpensante

3

La escritura como seducción

Por El Malpensante

4

Un débil abrazo

Por Carlos Páramo

5

En la muerte de los blasfemos

Por Mario Jursich Durán

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

El calígrafo

Por Alexandru Ecovoiu

3

Sombra

Por Ruven Afanador

4

Loca carrera de los optimistas

Por

5

El proletariado de los dioses

Por Paul Brito

1

Nuestro Archivo

1 de 4

Los hombres me explican cosas


Por Rebecca Solnit


Publicado en la edición

No. 164



Una especie de autoridad intelectual masculina, basada exclusivamente en el género, es una de las formas más sutiles y a la vez violentas de discriminación hacia las mujeres. Para [...]

Fentanyl


Por Samuel Andrés Arias


Publicado en la edición

No. 77



¿Y al doctor quién lo ronda? Pues lo ronda, entre otras cosas, una peligrosa tentación en la que muchos caen. Ésta es la impresionante crónica de un anestesista que [...]

Huesos y pelo


Por Pilar Quintana


Publicado en la edición

No. 194



Un cuento  [...]

Cómo escribir y cómo no escribir poesía


Por Wislawa Szymborska


Publicado en la edición

No. 120



Durante tres décadas, Wislawa Szymborska escribió una columna en el periodico polaco Vida Literaria. En ella respondía las preguntas de personas interesadas en escr [...]

Columnas

Poetour en una ciudad andina

Esperando a Cantinflas

La cueca larga del anti-poeta

La comba del palo

Las Marías y sus seguidores