Google+
El Malpensante

El último de la fila

Las correas de Alejo

Álbum del vallenato colombiano

Es 30 de abril de 1968, final del primer Festival de la Leyenda Vallenata. El Negro Alejo toca su instrumento en una posición notoriamente incómoda, con la cara ladeada y tiesa, como una marioneta abandonada a su suerte. La razón: segundos antes se soltaron los tornillos de las correas que le ayudaban a sostener el acordeón. El Negro, sin embargo, no dejó caer el aparato y sostuvo la parranda. Dicen que dijo: “Con correas o sin correas, yo los sigo complaciendo a ustedes porque a eso vine”. Esas palabras hicieron el delirio de la gente y le dieron muchos puntos del jurado. Como todos saben –y si no, deberían–, esa noche Alejandro Durán fue coronado como primer monarca del vallenato. Y como todo rey, despertó envidias. En ellas se ancla la teoría de que fue el mismo Alejo quien, de avispado, aflojó los tornillos de las agarraderas del acordeón, para así tener la oportunidad de dar ese discurso que conmovió a todo Valledupar; también, en las rabias que insufló la corona se inspiran quienes acusan a Durán de haber sido elegido Rey por el beneplácito de otro: el doctor Alfonso López Michelsen, quien al costado derecho de la foto apenas asoma su nariz cerca de la oreja del maestro Rafael Escalona, de elegante traje negro. Esa supuesta palanca se basa en que era conocido el favoritismo de Michelsen –primer gobernador del Cesar, departamento en ese entonces recientemente fundado– por Durán. Pero también hay quienes defienden el talento de Alejo y aseguran que la mediación de quien unos años después sería presidente de Colombia fue mínima, tanto como su injerencia en esta foto.

El contenido de esta sección está disponible solo para suscriptores

Comentarios a esta entrada

Su comentario

Marzo 2019
Edición No.205

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

Taller Malpensante de Escritura

Por El Malpensante

3

La escritura como seducción

Por El Malpensante

4

Un débil abrazo

Por Carlos Páramo

5

En la muerte de los blasfemos

Por Mario Jursich Durán

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

El calígrafo

Por Alexandru Ecovoiu

3

Sombra

Por Ruven Afanador

4

Loca carrera de los optimistas

Por

5

El proletariado de los dioses

Por Paul Brito

1

Nuestro Archivo

1 de 4

Proteger o momificar el vallenato


Por Rodolfo Quintero Romero


Publicado en la edición

No. 205



Puede que su relación de amor con el reguetón y otros ritmos, que asusta a los folcloristas más tradicionales, sea lo que mantenga vivo el vallenato y evite que se ahogue en el fo [...]

Con una cruz basta


Por Gisela Kozak Rovero


Publicado en la edición

No. 208



... para señalar el declive de Acapulco, que no hace mucho fue el balneario más atractivo del mundo. [...]

Yo no maté a Rubén Blades


Por Daniel Centeno Maldonado


Publicado en la edición

No. 204



Perfil del abogado, ministro y cazador de zombis que revolucionó la salsa. [...]

La herencia de la abuela


Por María Alejandra Barrios


Publicado en la edición

No. 212



Un cuento de la iniciativa Nuevas Voces. [...]

Columnas

Poetour en una ciudad andina

Esperando a Cantinflas

La cueca larga del anti-poeta

La comba del palo

Las Marías y sus seguidores