Google+
El Malpensante

Iceberg

Enhorabuena, Rodrigo

.

En mayo, la crítica sobre la poca inclusión de mujeres en espacios o certámenes literarios también permeó el III Premio Bienal de Novela Mario Vargas Llosa. Los jurados, cuatro hombres (Sergio Ramírez, Alonso Cueto, Felipe Garrido, Juan Manuel Bonet) y una mujer (Carme Riera), escogieron cinco finalistas: de nuevo cuatro hombres (Rodrigo Blanco Calderón, Gustavo Faverón, Antonio Soler, Manuel Vilas) y una mujer (Gioconda Belli), a lo que habría que sumar que en el bienal en que sería entregado el codiciado premio participaron trece hombres y tres mujeres. Los conteos anteriores también fueron realizados por un grupo de intelectuales y de escritores hispanoamericanos que firmaron una carta en la que se criticaba la poca perspectiva de género que habían tenido los organizadores del bienal. Sin embargo, también surgieron voces que respaldaron a los organizadores (y ellos mismos se defendieron jurando que para elegir a los jurados y a los panelistas se había tenido en cuenta la trayectoria de los mismos, y los jurados, por su parte, aseguraron haber tenido en cuenta la calidad de las obras finalistas a la hora de escoger un ganador). Incluso hubo quien dijo que lo de la cuota femenina no era una solución de fondo al machismo en la literatura y sí una crítica facilista con la que algunas personas pretendían esconder la envidia por no haber ganado o por no haber sido invitadas a la cita Vargas Llosa, como normalmente pasa cada vez que alguien se hace con un galardón literario.

Como sea, más que sumar otra voz a la discusión, desde El Malpensante queremos felicitar a Rodrigo Blanco Calderón, quien finalmente se alzó con el polémico premio y cuya obra disfrutamos mucho por estos lados. Además de ser un colaborador ocasional de nuestra revista, también es miembro de nuestra casa editorial: en 2018 publicó, en Libros Malpensante, el tomo de cuentos Emuntorios. Por el momento, al toma y dame que se armó en los últimos días solo queremos agregar nuestra ilusión de que el premio sea la excusa para leer la obra de un escritor talentoso, más allá de las intrigas de un concurso y su dichoso premio.

Enhorabuena, Rodrigo.  

Página 1 de 1

Comentarios a esta entrada

Su comentario

El Malpensante

Junio 2019
Edición No.208

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

Taller Malpensante de Escritura

Por El Malpensante

3

La escritura como seducción

Por El Malpensante

4

Un débil abrazo

Por Carlos Páramo

5

En la muerte de los blasfemos

Por Mario Jursich Durán

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

El calígrafo

Por Alexandru Ecovoiu

3

Sombra

Por Ruven Afanador

4

Loca carrera de los optimistas

Por

5

El proletariado de los dioses

Por Paul Brito

1

Nuestro Archivo

1 de 4

Estilo, oficio y arte editorial


Por Yhonatan Virgüez


Publicado en la edición

No. 211



. [...]

Hacer chorizos


Por Santiago Gallego Franco


Publicado en la edición

No. 206



Para curar la melancolía y un dolor de espalda, el autor intenta preparar este contentillo tan paisa como la arepa o el aguardiente. [...]

Cocinar en mexicano


Por Julio Patán


Publicado en la edición

No. 206



Poder ver lo que se tiene enfrente es una facultad muy rara, pero es la mitad del éxito de las altas cocinas regionales. Aquí el rico caso de México, cuyos chefs de vanguardia tie [...]

La mano que le falta a mi madre


Por Rodolfo Lara Mendoza


Publicado en la edición

No. 204



Nuevas Voces. [...]

Columnas

Poetour en una ciudad andina

Esperando a Cantinflas

La cueca larga del anti-poeta

La comba del palo

Las Marías y sus seguidores