Google+
El Malpensante

Ficción

La biblioteca de Mabel

.

Ilustración de Laura Noguera.

 

 1

 

Aquejado de cierta manía clasificatoria, desde adolescente me di en catalogar los libros de mi biblioteca.

En el momento de cursar el quinto año del secundario, ya contaba con una razonable –para mi edad– cantidad de volúmenes: me estaba acercando a los seiscientos.

Poseía un sello de goma con la siguiente leyenda:

 

Biblioteca de Fernando Sorrentino

Volumen nº ______

Fecha de alta: ______

 

Apenas entraba un nuevo libro, le aplicaba el sello –con tinta siempre negra– en la primera página, lo numeraba correlativamente y consignaba –con tinta siempre azul– la fecha de adquisición. Luego, a imitación del antiguo catálogo de la Biblioteca Nacional, asentaba los datos del libro en una ficha de cartulina, que archivaba en orden alfabético.

Mis fuentes para adquirir información literaria eran los catálogos editoriales y el Pequeño Larousse ilustrado. Un ejemplo cualquiera: en unas cuantas colecciones de diversas editoriales se hallaba Atala, René. El último abencerraje. Instigado por esa profusión y porque, en las páginas del Larousse, Chateaubriand parecía revestir mucha importancia, adquirí el libro en la edición de la Colección Austral de Espasa-Calpe. A pesar de estas precauciones, esas tres historias me resultaron tan insoportables como evanescentes.

Como contrapartes de estos fracasos hubo rotundos éxitos: en la Colección Robin Hood fui fascinado por David Copperfield, y en la Biblioteca Mundial Sopena, por Crimen y castigo.

En la acera de los números pares de la avenida Santa Fe, y poco antes de llegar a la calle Emilio Ravignani, se arrinconaba la Librería Muñoz: oscura, profunda, húmeda y mohosa, con pisos de listones de madera que crujían un poco. Su dueño era un español de unos sesenta años, muy serio y algo macilento.

Solía atenderme el único dependiente: joven, calvo,...

El contenido de esta sección está disponible solo para suscriptores

Comentarios a esta entrada

Su comentario

Fernando Sorrentino

Ha publicado ensayos, cuentos y entrevistas, y ha colaborado en medios como La Nación, Clarín y La Prensa. Su último libro de cuentos es "Los reyes de la fiesta y otros cuentos con cierto humor" (2016).

Noviembre 2019
Edición No.213

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

Taller Malpensante de Escritura

Por El Malpensante

3

La escritura como seducción

Por El Malpensante

4

Un débil abrazo

Por Carlos Páramo

5

En la muerte de los blasfemos

Por Mario Jursich Durán

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

El calígrafo

Por Alexandru Ecovoiu

3

Sombra

Por Ruven Afanador

4

Loca carrera de los optimistas

Por

5

El proletariado de los dioses

Por Paul Brito

1

Nuestro Archivo

1 de 4

La teoría del marinero holandés o Welcome to Babylonia


Por Andrés Hoyos


Publicado en la edición

No. 203



Dossier de Ficción [...]

De la oralidad del creol a la escritura musical


Por Walter Díaz, Joseph Taylor y Rhett Bush


Publicado en la edición

No. 214



¿Qué tienen que ver un método de lectoescritura musical desarrollado por un húngaro y la enseñanza del calipso en San Andrés? Un nuevo manual plantea una form [...]

Libros por metro


Por Karim Ganem Maloof


Publicado en la edición

No. 207



. [...]

El cerco entre orillas


Por Cristina Bendek


Publicado en la edición

No. 214



En 2012, la Corte Internacional de Justicia, en La Haya, redibujó la frontera oceánica del archipiélago de San Andrés. Solo entonces, luego de veinte años de litigio [...]

Columnas

Poetour en una ciudad andina

Esperando a Cantinflas

La cueca larga del anti-poeta

La comba del palo

Las Marías y sus seguidores