Google+
El Malpensante

Reportaje

Almanegra

En el Alto de Ventanas se alzan los últimos ejemplares de una especie desconocida hasta hace poco. En el tronco de esos magnolios, y en su pulpa oscura, están marcados los parentescos y vicisitudes de una de las familias vegetales más antiguas y fértiles para la imaginación humana.

Juan Antonio Mazo, hijo de Mauricio, junto al árbol marcado con el número 2.

 

Esta es la historia de un árbol. La historia de uno entre más de tres billones, casi diez veces la cantidad de estrellas que alumbran la Vía Láctea, según cálculos recientes. Es la historia de un solo árbol, pero no por eso deja de ser una historia importante. 

El árbol, este árbol, mide alrededor de 28 metros. Nadie conoce su edad, pero quienes saben del tema dicen que aparenta entre 150 y 200 años. Tiene un número 2 marcado con pintura amarilla y una franja del mismo color que envuelve su corteza estriada, como la piel de un reptil. Su tronco, entre cenizo y rosa, tiene la forma de una cimitarra, y alrededor de 90 centímetros de diámetro, lo suficiente como para que sea imposible rodearlo con los brazos. Centenares de bromelias, helechos y musgos verdes y marrones crecen aferrados a su corteza. Trepan desde el suelo hasta las cuatro únicas ramas que forman su exigua copa. 

El árbol con el número 2 en pintura amarilla se encuentra en un potrero en el Alto de Ventanas, un área montañosa cerca de Yarumal, Antioquia. Yace solitario en una ladera escarpada en medio de un paisaje que hasta hace un siglo albergaba un denso bosque nublado. Parches de vegetación se alzan a su alrededor junto a caminos de barro hoyados por el ganado. 

No tiene un nombre propio, pues nadie le pone un nombre propio a un árbol, pero en el último siglo lo han llamado magnolio de monte o gallinazo morado. Si alguien cortara su tronco, la madera blanca del centro, al ser expuesta al oxígeno, se volvería negra como el ébano. De ahí sus otros nombres: almanegra de Ventanas o, simplemente, almanegra. Los contados botánicos que son capaces de identificarlo lo incluyen en la familia Magnoliaceae, en el género Magnolia y en una especie denominada Magnolia polyhypsophylla. 

El contenido de esta sección está disponible solo para suscriptores

Comentarios a esta entrada

Jorge Restrepo Gil 1

Buenas tardes, estoy suscrito y no he podido ver la revista, siempre me aparece una parte del articulo y luego: El contenido de esta sección está disponible solo para suscriptores. como hago, He ingresado con mi contraseña y nada.

ADOLFO GARCIA

idem al comentario de Jorge Restrepo G,no puedo ingresar ! Adolfo García C.

GUILLERMO ARIAS HERNANDEZ

bueno, x lo menos no soy el único q padece el síndrome del "visitante extraño en su propia casa", veo q este problema es común a mas de un suscriptor, ayuda por favor

Iván León

Me sucede exactamente lo mismo que los tres suscriptores anteriores ¿qué se puede hacer?

Felipe Andres Osorio Tobón Osorio Tobon

Excelente articulo, ojala pudiéramos volver a tener la oportunidad de Saber algo de este Almanegra. Muchas gracias.

Su comentario

Santiago Wills

En 2015 hizo parte de la selección oficial del Premio Gabo con el texto ?El cisne negro?, publicado en la revista peruana Etiqueta Negra, y en 2016 ganó el Premio de Periodismo Simón Bolívar en la categoría de crónica por ?El barquero y los escombros?, publicada en Vice. Entre 2017 y 2019, como becario Fulbright, escribió una novela que permanece inédita, ?Jaguar?.

Mayo 2020
Edición No.218

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

Taller Malpensante de Escritura

Por El Malpensante

3

La escritura como seducción

Por El Malpensante

4

Un débil abrazo

Por Carlos Páramo

5

En la muerte de los blasfemos

Por Mario Jursich Durán

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

El calígrafo

Por Alexandru Ecovoiu

3

Sombra

Por Ruven Afanador

4

Loca carrera de los optimistas

Por

5

El proletariado de los dioses

Por Paul Brito

Nuestro Archivo

1 de 4

El brazalete de Bogotá


Por Matthew Brown


Publicado en la edición

No. 219



El supuesto robo de una joya, por parte de uno de los futbolistas más queridos de Inglaterra, dio origen a una intriga política poco digna del fair play. [...]

Calypso Rose y la legión de insumisas del Caribe


Por Maríamatilde Rodríguez


Publicado en la edición

No. 214



El calipso, ese género que plantea la abolición de las costras de la esclavitud con un ritmo que permite sonreír, se canta con la voz de esta negra “desobediente”. [...]

Fracasar como filósofo


Por Raymond Tallis


Publicado en la edición

No. 207



. [...]

Pólvora


Por Harold Muñoz


Publicado en la edición

No. 208



Un cuento. [...]

Columnas

Poetour en una ciudad andina

Esperando a Cantinflas

La cueca larga del anti-poeta

La comba del palo

Las Marías y sus seguidores