Google+ El Malpensante

Artículo

Algunas cosas que me contó John Irving

Acaba de publicar en Tusquets una novela de más de mil páginas. No obstante, como se verá en seguida, John Irving tiene todavía muchísimos cuentos para contar.

Lo primero que me dice John Irving —en Barcelona, en la terraza de la Fundación Tàpies, donde acaba de terminar el trámite de su multitudinaria rueda de prensa— es: “¿Argentino? Ah, yo estoy muy interesado en la Argentina, tengo muchas ganas de ir allí”. Le pregunto por qué y por un instante temo una tan terrible como obvia respuesta en plan tango/asado/fútbol, pero no. Irving no decepciona. Irving es el autor de esas obras maestras que son El mundo según Garp y Oración por Owen y, claro, Irving es irvingiano. Y con una voz pausada y grave, tomándose su tiempo, la voz de alguien que disfruta antes contándose historias a sí mismo para recién después contárselas a otros, vaso con cerveza en la mano, Irving responde y cuenta: “Ah... bueno... lo que ocurre es que el guión de cine que vengo escribiendo desde hace años, Un hijo del circo, que tiene puntos en común con la novela de mismo nombre pero que no es esa novela... bueno... no va a poder filmarse en la India finalmente. El gobierno indio es muy cuidadoso con los modos y formas con que los extranjeros representan la historia y la cultura de su país y me temo que lo que yo hago es un tanto... extremo para ellos. Por lo que tuvimos que reubicar toda la producción de la película y la acción de la trama en México. Nos fuimos a buscar circos a México que se parecieran al que yo describo, y finalmente encontramos uno en las afueras de Oaxaca. Y a lo que iba y para responderte: en este circo mexicano había una pareja de trapecistas argentinos. Extraordinarios. Yo he visto muchos trapecistas, pero nunca vi algo así. Era monstruoso lo que hacían. Muy peligroso. Muy arriba. Y sin red. Por eso tengo ganas de ir a la Argentina. Me interesa ver cómo es el país del que salieron esos tipos”.

Irving me pregunta entonces si eso es común en la Argentina. Le respondo que, si a lo que se refiere es a hacer cosas peligrosas sin red, sí. Es muy común.
 
 
El Código Irving
 
Irving ha regresado a Barcelona —después de quince años sin venir— para presentar su última obra, la meganovela de más de mil páginas Hasta que te encuentre (Tusquets Editores). La muy irvingiana odisea del actor prodigio Jack Burns, de su madre artista del tatuaje y de su padre organista de iglesia y de varias décadas en varios países y de tantas otras cosas de esas que...

Página 1 de 5

El contenido de esta sección está disponible solo para suscriptores

Comentarios a esta entrada

Su comentario

Rodrigo Fresán

Buenos Aires, 1963), escritor argentino radicado en Barcelona.

Agosto de 2006
Edición No.72

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

Taller Malpensante de Escritura

Por El Malpensante

3

La escritura como seducción

Por El Malpensante

4

Un débil abrazo

Por Carlos Páramo

5

En la muerte de los blasfemos

Por Mario Jursich Durán

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

El calígrafo

Por Alexandru Ecovoiu

3

Sombra

Por Ruven Afanador

4

Loca carrera de los optimistas

Por

5

El proletariado de los dioses

Por Paul Brito

Nuestro Archivo

1 de 4

Cómo escribir y cómo no escribir poesía


Por Wislawa Szymborska


Publicado en la edición

No. 120



Durante tres décadas, Wislawa Szymborska escribió una columna en el periodico polaco Vida Literaria. En ella respondía las preguntas de personas interesadas en escr [...]

Huesos y pelo


Por Pilar Quintana


Publicado en la edición

No. 194



Un cuento  [...]

En defensa de la novela, una vez más


Por Salman Rushdie


Publicado en la edición

No. 158



La crisis de la novela ha sido anunciada con visos apocalípticos en distintos momentos de la historia de la literatura. A mediados de los noventa, uno de sus más destacados representante [...]

Fentanyl


Por Samuel Andrés Arias


Publicado en la edición

No. 77



¿Y al doctor quién lo ronda? Pues lo ronda, entre otras cosas, una peligrosa tentación en la que muchos caen. Ésta es la impresionante crónica de un anestesista que [...]

Columnas

Poetour en una ciudad andina

Esperando a Cantinflas

La cueca larga del anti-poeta

La comba del palo

Las Marías y sus seguidores