Google+ El Malpensante

Breviario

Dame veneno.

Respuesta breve a Ricardo Bada

s

Para que vean lo bueno que viene siendo el zapping, el otro día encontré en la señal internacional de Televisión Española el estupendo programa Ratones coloraos, conducido por el periodista andaluz Jesús Quintero, más conocido como “El loco de la colina”, en el que despedía su emisión sentado al frente de una mesa y acompañado por diez personas que le cantaron “Siempre así”. El tema es flamenco, lo interpretaron con un par de guitarras, voces medio cascadas y palmas de esas que se llaman sordas porque consisten en golpear el interior de las manos entre sí de manera hueca, como para seguir con pasos quedos a los que cantan. Varias copas de Fino reposaban en total soledad sobre la mesa, no había gitanería en el rostro de nadie y el tema había sido edulcorado con las voces femeninas de cuatro cuarentonas rubias de bote (o sea teñidas, falsas pues). Sin embargo, “Siempre así” consiguió ponerle un toque final estupendo al programa con ese aire medio seco y alegre que tiene, como el jerez, el flamenco a pesar de que ciertas impurezas a veces salpiquen al uno y al otro. Acabó el programa y en seguida recordé el comentario que escribió indignado Ricardo Bada para El Malpensante hace dos meses en el que, tras encontrarse varias presentaciones de flamenco en la televisión que le produjeron —según él— revoltura de tripas, preguntaba airado cosas como: “¿Hasta cuándo se va a seguir considerando flamenco, por ejemplo en el caso de Joaquín Cortés, la interpretación —en clave de música aflamencada— de un código gestual tomado en préstamo al racista Michael Jackson?”. A mí no me fue tan mal como al señor Bada con mis fortuitos hallazgos televisivos, pero eso es sólo una excusa para comenzar a responderle.

1. Le cuento, señor Bada, que si Cortés le pareció imitador de los gestos de Jackson quizá sea algo justo. En Zaragoza y Praga hace unos años, el defenestrado rey del pop le pidió admirado un par de pasos al gitano Cortés para utilizarlos en alguna de sus coreografías. Bueno, podríamos pensar que Cortés le tomó en préstamo un par de muecas (como por joder, vaya). En 1992 el artista cordobés montó su propia compañía y logró con una fusión de flamenco, ballet y jazz internacionalizar el flamenco. El genial director de cine Carlos Saura lo incluyó en la película Flamenco. Pero ...

Página 1 de 2

El contenido de esta sección está disponible solo para suscriptores

Comentarios a esta entrada

Su comentario

Rocio Arias Hofman

Es periodista española y está radicada en Colombia hace varios años. Es productora ejecutiva del Festival Malpensante.

Mayo de 2006
Edición No.70

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

La escritura como seducción

Por El Malpensante

3

Taller Malpensante de Escritura

Por El Malpensante

4

Un débil abrazo

Por Carlos Páramo

5

En la muerte de los blasfemos

Por Mario Jursich Durán

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

El calígrafo

Por Alexandru Ecovoiu

3

Sombra

Por Ruven Afanador

4

Loca carrera de los optimistas

Por

5

El proletariado de los dioses

Por Paul Brito

Nuestro Archivo

1 de 4

Cómo escribir y cómo no escribir poesía


Por Wislawa Szymborska


Publicado en la edición

No. 120



Durante tres décadas, Wislawa Szymborska escribió una columna en el periodico polaco Vida Literaria. En ella respondía las preguntas de personas interesadas en escr [...]

Huesos y pelo


Por Pilar Quintana


Publicado en la edición

No. 194



Un cuento  [...]

Los hombres me explican cosas


Por Rebecca Solnit


Publicado en la edición

No. 164



Una especie de autoridad intelectual masculina, basada exclusivamente en el género, es una de las formas más sutiles y a la vez violentas de discriminación hacia las mujeres. Para [...]

Fentanyl


Por Samuel Andrés Arias


Publicado en la edición

No. 77



¿Y al doctor quién lo ronda? Pues lo ronda, entre otras cosas, una peligrosa tentación en la que muchos caen. Ésta es la impresionante crónica de un anestesista que [...]

Columnas

Poetour en una ciudad andina

Esperando a Cantinflas

La cueca larga del anti-poeta

La comba del palo

Las Marías y sus seguidores