Google+ El Malpensante

Artículo

La bata japonesa

Tímido escritor de prosa íntima el primero, crítico audaz e incisivo el segundo, los peruanos Julio Ramón Ribeyro y Luis Loayza fueron compañeros de letras y amigos cercanos. ...

INTRO: Tímido escritor de prosa íntima el primero, crítico audaz e incisivo el segundo, los peruanos Julio Ramón Ribeyro y Luis Loayza fueron compañeros de letras y amigos cercanos. Se encontraron por primera vez en París a principios de los años sesenta. Ribeyro trabajaba como periodista de la AFP y Loayza preparaba su novela Piel de serpiente. Años más tarde, Tusquets editó las Prosas apátridas de Ribeyro, y los dos amigos cruzaron correspondencia en torno al libro. A continuación transcribimos las cartas, publicadas recientemente en la revista hueso húmero: un diálogo entre dos amantes de la literatura sobre el oficio de escribir y la crítica, pero ante todo una lúcida invitación a despojarse del “exotismo, la moda, el lustre”.

 

 

París, 5 de mayo de 1975

 
Querido Lucho:
 
Encontrarás junto con ésta un ejemplar de mis Prosas apátridas. Las he releído y he corregido algunas erratas antes de enviártelas, y la verdad es que el librito me ha dejado un poco meditabundo. Yo no sé lo que es ni qué cosa persigue. Es diferente ver un libro impreso que verlo en manuscrito. Mientras no esté publicado no pasa de ser un borrador, algo perfeccionable o renunciable, pero una vez que sale a la luz no hay nada que hacer, ya está allí, hay que asumir su entera responsabilidad, no cabe la menor excusa. Lo único que deseo es que cada lector encuentre una prosa, aunque sea una sola, que le guste, que le diga algo, que le sugiera algo, de la cual retire algo que sólo se encuentre allí. Pero quizás estoy pidiendo demasiado.
 
Lo que sí quisiera decir es algo sobre su título que, como te dije en mi anterior, se presta al equívoco. Basta ver la carátula para darse cuenta de que el diagramador ha “tombé dans le piège” y ha pensado que se trata de las prosas de un apátrida. Observarás que el título no tiene nada que ver con la nacionalidad. Yo quería aludir al carácter mismo de los textos, que son textos sin “patria literaria”, es decir que fueron escritos en diversas épocas y circunstancias, con la intención no muy precisa de ser incluidos en alguna novela, cuento o artículo, pero que se quedaron sin lugar, porque no se les dio cabida, ningún género quiso hacerse cargo de ellos, eran el estorbo definitivo y...

Página 1 de 8

El contenido de esta sección está disponible solo para suscriptores

Comentarios a esta entrada

Su comentario

Julio Ramón Ribeyro

Es considerado uno de los mejores cuentistas de la literatura latinoamericana.

Febrero de 2006
Edición No.68

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

Taller Malpensante de Escritura

Por El Malpensante

3

La escritura como seducción

Por El Malpensante

4

Un débil abrazo

Por Carlos Páramo

5

En la muerte de los blasfemos

Por Mario Jursich Durán

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

El calígrafo

Por Alexandru Ecovoiu

3

Sombra

Por Ruven Afanador

4

Loca carrera de los optimistas

Por

5

El proletariado de los dioses

Por Paul Brito

Nuestro Archivo

1 de 4

Huesos y pelo


Por Pilar Quintana


Publicado en la edición

No. 194



Un cuento  [...]

Cómo escribir y cómo no escribir poesía


Por Wislawa Szymborska


Publicado en la edición

No. 120



Durante tres décadas, Wislawa Szymborska escribió una columna en el periodico polaco Vida Literaria. En ella respondía las preguntas de personas interesadas en escr [...]

Fentanyl


Por Samuel Andrés Arias


Publicado en la edición

No. 77



¿Y al doctor quién lo ronda? Pues lo ronda, entre otras cosas, una peligrosa tentación en la que muchos caen. Ésta es la impresionante crónica de un anestesista que [...]

En defensa de la novela, una vez más


Por Salman Rushdie


Publicado en la edición

No. 158



La crisis de la novela ha sido anunciada con visos apocalípticos en distintos momentos de la historia de la literatura. A mediados de los noventa, uno de sus más destacados representante [...]

Columnas

Poetour en una ciudad andina

Esperando a Cantinflas

La cueca larga del anti-poeta

La comba del palo

Las Marías y sus seguidores