Google+ El Malpensante

Correo

Para Camilo Jiménez; Más del Festival; ¿Quiénes serán los tiranos?; Intelectuales obtusos

Ciencia y religión (1); Ciencia y religión (2)

Los lectores opinan

Para Camilo Jiménez

Creo que esta será la única comunicación que reciba de alguien de El Colombiano. Por dos razones, y las dos desafortunadas: uno, muy poca gente leeEl Malpensante, principalmente porque está dedicada a trabajar, y dos, nadie quisiera tener un debate sobre este tema que usted puso en las páginas de esa excelente revista, principalmente porque está dedicada a trabajar. Yo respondo porqueleo El Malpensantey por respeto a esa publicación, pero por encima de todo para exigir algo de respeto porla nuestra. Soyperiodista de El Colombiano. Trabajo aquí desde hace tres años. Lo hago a gusto y feliz, sin preocupaciones de pauta o circulación (como bien usted lo expone en su artículo), pero ante todo lo hago por el privilegio de trabajar en este medio. Soy un periodista libre que ha tenido el placer de conocer su departamento y el país gracias a la oportunidad de estar sentado en la sala de redacción de El Colombiano. Por esa razón le escribo. Aquí, y soy testigo diario, no se hacen las ediciones en un club campestre. Se hacen en una sala, entre todos, con todas las dificultades que significa poner de acuerdo los egos de los periodistas, pero en ese trabajo arduo se intenta, con todos los talentos que se nos otorgaron para ser buenos periodistas, hacer algo digno y respetable. Las decisiones no son charla de montañeros con la única visión del monte. Son decisiones pensadas, analizadas y consultadas. Que a usted no le gusten o no le parezcan a su gusto experto de reseñador de libros que no lee nadie (eso dicen las encuestas y les creo a las encuestas), eso es otro problema.

Conozco a la periodista de quien hace una crítica tan feroz en su artículo. Es cierto y no voy a invocar el estúpido argumento de que todos cometemos errores. Solo lo invito a que busque en internet los artículos de esta periodista, y se asombrará con la limpieza de sus textos. Y lo invito a que escriba algo que enmiende el castigo tan injusto que hizo con sus palabras. Sí, es cierto, en esta ciudad y en este paísEl Malpensantees una revista leída y respetada, por eso me parece descortés, irrespetuoso y ante todo (invocando el principio del periodismo, aunque no se practique mucho) injusto con los periodistas, directivos y empleados de este diario, donde se trabaja para intentar atrapar lectores; no queremos que se vayan, porque si eso que usted nos dice es tan verdadero, ¿adónde vamos a parar cuando “acabemos” con todos los lectores que en este mome...

Página 1 de 2

El contenido de esta sección está disponible solo para suscriptores

Comentarios a esta entrada

Su comentario

Lectores El Malpensante

Diciembre de 2008
Edición No.93

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

Taller Malpensante de Escritura

Por El Malpensante

3

La escritura como seducción

Por El Malpensante

4

Un débil abrazo

Por Carlos Páramo

5

En la muerte de los blasfemos

Por Mario Jursich Durán

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

El calígrafo

Por Alexandru Ecovoiu

3

Sombra

Por Ruven Afanador

4

Loca carrera de los optimistas

Por

5

El proletariado de los dioses

Por Paul Brito

1

Nuestro Archivo

1 de 4

Cómo escribir y cómo no escribir poesía


Por Wislawa Szymborska


Publicado en la edición

No. 120



Durante tres décadas, Wislawa Szymborska escribió una columna en el periodico polaco Vida Literaria. En ella respondía las preguntas de personas interesadas en escr [...]

Fentanyl


Por Samuel Andrés Arias


Publicado en la edición

No. 77



¿Y al doctor quién lo ronda? Pues lo ronda, entre otras cosas, una peligrosa tentación en la que muchos caen. Ésta es la impresionante crónica de un anestesista que [...]

Huesos y pelo


Por Pilar Quintana


Publicado en la edición

No. 194



Un cuento  [...]

En defensa de la novela, una vez más


Por Salman Rushdie


Publicado en la edición

No. 158



La crisis de la novela ha sido anunciada con visos apocalípticos en distintos momentos de la historia de la literatura. A mediados de los noventa, uno de sus más destacados representante [...]

Columnas

Poetour en una ciudad andina

Esperando a Cantinflas

La cueca larga del anti-poeta

La comba del palo

Las Marías y sus seguidores