Google+ El Malpensante

Artículo

Gotas cordiales

s

Invitado Festival MalPensante 09

 

Me incomoda el respeto; prefiero la curiosidad.
Los jefes de gobierno por lo general no asisten a los entierros de los artistas. La costumbre me gusta y me parece sana. Esa confiancita de algunos de ellos se estaba poniendo un poco fastidiosa: zapatero a tus carros blindados.
 
 
Sugestivo
Escribe Thomas Mann: “Casi desde el momento de su nacimiento, la libertad empezó a estar cansada de sí misma”. ¿Será que la libertad cansa casi tanto como su carencia?
 *
En las ferias de libros se ven toros de lidia, picados o sin picar, encastados o mansurrones, deambulando por los pasillos y entre las mesas de los restaurantes, los cafés y los auditorios, llevados de la mano por una nube de funcionarios...
 *
Doña Helena se inscribió en un curso que dictaba el profesor París. Pronto fue Troya.
 *
¿Qué pasa si al genio de la lámpara de Aladino uno apenas le pide que le cuente un buen chiste?
 *
El cliché dice con suspiros: ¡cómo pasa el tiempo! ¿Que cómo pasa? Pues por este país la mecha anda encendida desde hace más de medio siglo pero la bomba todavía no explota del todo o explota mediante una forma de destrucción que no se parece a la de las bombas, así las contenga ocasionales: a la vez lenta y avasalladora. Vivimos inmersos en puras explosiones parciales, anuncio de que de pronto va a pasar algo, o quién quita, anuncio de que nunca va a pasar nada.
 *
Decía el latino: quem deus vult perdere prius dementat. Pues bien, dos mil años después la idea fundamental del terrorista es: para destruirte, primero te enloquezco. El obvio antídoto sería: como no podrás enloquecerme, no me destruirás. En las boticas de Occidente este antídoto últimamente ha estado agotado.
 *
La profesión editorial es estupenda y necesaria. Lástima que últimamente traiga de oficio una carga tan pesada de cinismo. El trabajo los abruma, los malos manuscritos le...

Página 1 de 1

El contenido de esta sección está disponible solo para suscriptores

Comentarios a esta entrada

Su comentario

Andrés Hoyos

Es columnista de El Espectador y fundador de la revista El Malpensante.

Agosto de 2005
Edición No.64

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

Taller Malpensante de Escritura

Por El Malpensante

3

La escritura como seducción

Por El Malpensante

4

Un débil abrazo

Por Carlos Páramo

5

En la muerte de los blasfemos

Por Mario Jursich Durán

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

El calígrafo

Por Alexandru Ecovoiu

3

Sombra

Por Ruven Afanador

4

Loca carrera de los optimistas

Por

5

El proletariado de los dioses

Por Paul Brito

Nuestro Archivo

1 de 4

Cómo escribir y cómo no escribir poesía


Por Wislawa Szymborska


Publicado en la edición

No. 120



Durante tres décadas, Wislawa Szymborska escribió una columna en el periodico polaco Vida Literaria. En ella respondía las preguntas de personas interesadas en escr [...]

Tres piedritas hepáticas


Por Hernán Bravo Varela


Publicado en la edición

No. 193



De manufactura muy diversa, pero igual de encantadora, este trío de ensayos aborda la música, el cine y el sentido del gusto (incluyendo el gusto por el arte) con un ingenio prodigioso. [...]

En defensa de la novela, una vez más


Por Salman Rushdie


Publicado en la edición

No. 158



La crisis de la novela ha sido anunciada con visos apocalípticos en distintos momentos de la historia de la literatura. A mediados de los noventa, uno de sus más destacados representante [...]

Los hombres me explican cosas


Por Rebecca Solnit


Publicado en la edición

No. 164



Una especie de autoridad intelectual masculina, basada exclusivamente en el género, es una de las formas más sutiles y a la vez violentas de discriminación hacia las mujeres. Para [...]

Columnas

Poetour en una ciudad andina

Esperando a Cantinflas

La cueca larga del anti-poeta

La comba del palo

Las Marías y sus seguidores