Google+ El Malpensante

Artículo

Fortunata y Jacinto

s

Invitado Festival Malpensante 2009

Llevaba diecisiete meses sin trabajo cuando llamaron del canal estatal: la amante del presidente de la República se disponía a escribir el culebrón de las nueve. Necesitaban un libretista con experiencia.

—El Number One nos la mandó con una tarjeta de recomendación. Enfática, caballo. Puño y letra —dijo Fariñas, el gerente de Dramáticos.
 
Yo conocía a aquella mujer. Había sido amiga de Elsa, mi difunta esposa, también actriz, la pobre; también ella carnaza de culebrón.
 
Los del canal pensaron que quedarían muy bien poniéndola en la nómina de escritores. Era la única partida del presupuesto suficientemente dotada para afrontar los gastos fijos de una querida presidencial y asegurarle beneficios sociales.
 
La invitaron a almorzar, le hicieron firmar un contrato tipo “A” y se olvidaron de ella. Pero tres semanas después de la toma de posesión, el gerente general recibió una llamada del mismísimo Number One:
 
—Chico, te estoy llamando para informarme de cómo va el proyecto de Esther.
 
Fue la primera noticia que tuvo Pampín de que Esther abrigase algún designio distinto a cobrar un cheque cada fin de mes.
 
—Está muy entusiasmada —le dijo Number One a Pampín—. Ayúdenla con todos los hierros, hermano; tengo especial interés.
—¿Y qué la tiene tan entusiasmada? —pregunté.
—Una adaptación de Fortunata y Jacinto —anunció Pampín. No me pareció prudente corregir en ese momento al tipo que me estaba ofreciendo empleo.
—Pero eso ya se ha hecho —opuse, en cambio—. Televisión Española, hace años. Ana Belén era Fortunata.
—Lo que Esther se propone es una lectura latinoamericana de Pérez Galdós —precisó la sorna de Fariñas—. En Venezuela, época actual. Para no inflar los costos.
—En un tiempo esa jeva estuvo buenísima —evocó Pampín.
—Bella —dije yo, sin mentir.
—Si la vieras ahora. Parece un pichón de alcatraz. Alcoholizado.
 
El prob...

Página 1 de 3

El contenido de esta sección está disponible solo para suscriptores

Comentarios a esta entrada

Su comentario

Ibsen Martínez

Invitado del Festival Malpensante 2009. Su última novela es 'Simpatía por King Kong'.

Agosto de 2005
Edición No.64

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

Taller Malpensante de Escritura

Por El Malpensante

3

La escritura como seducción

Por El Malpensante

4

Un débil abrazo

Por Carlos Páramo

5

En la muerte de los blasfemos

Por Mario Jursich Durán

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

El calígrafo

Por Alexandru Ecovoiu

3

Sombra

Por Ruven Afanador

4

Loca carrera de los optimistas

Por

5

El proletariado de los dioses

Por Paul Brito

Nuestro Archivo

1 de 4

Cómo escribir y cómo no escribir poesía


Por Wislawa Szymborska


Publicado en la edición

No. 120



Durante tres décadas, Wislawa Szymborska escribió una columna en el periodico polaco Vida Literaria. En ella respondía las preguntas de personas interesadas en escr [...]

Tres piedritas hepáticas


Por Hernán Bravo Varela


Publicado en la edición

No. 193



De manufactura muy diversa, pero igual de encantadora, este trío de ensayos aborda la música, el cine y el sentido del gusto (incluyendo el gusto por el arte) con un ingenio prodigioso. [...]

Los hombres me explican cosas


Por Rebecca Solnit


Publicado en la edición

No. 164



Una especie de autoridad intelectual masculina, basada exclusivamente en el género, es una de las formas más sutiles y a la vez violentas de discriminación hacia las mujeres. Para [...]

En defensa de la novela, una vez más


Por Salman Rushdie


Publicado en la edición

No. 158



La crisis de la novela ha sido anunciada con visos apocalípticos en distintos momentos de la historia de la literatura. A mediados de los noventa, uno de sus más destacados representante [...]

Columnas

Poetour en una ciudad andina

Esperando a Cantinflas

La cueca larga del anti-poeta

La comba del palo

Las Marías y sus seguidores