Google+ El Malpensante

Artículo

El indiscreto encanto de la tiranía

En la actualidad, el autoritarismo está cambiando de piel. Quizás no sea ya posible un dictador por el estilo de Stalin, Mao o Hitler. Pero no por eso deja de existir la tentación del poder sin límites. Sobra decir que, por lo visto en tiempos recientes, la cordillera de los Andes no está exenta de semejante tentación.

1.

El ataque militar a Iraq no fue quizá la más sabia de las decisiones. Pero muy pocas personas, incluso aquellas que de manera más resuelta se opusieron a los designios de la administración Bush, pudieron sentir algo distinto a la alegría al ver a Saddam Hussein sacado a rastras de su sórdida guarida bajo tierra. Es dulce ver a un tirano que recibe su merecido, sobre todo porque no ocurre con frecuencia. Muchos tiranos han vivido hasta avanzada edad; otros más siguen viviendo y exhiben, en calidad de momias, sus cadáveres de cera ante el público. Pero antes que detenerme sobre la que bien pudo ser una victoria pírrica en Iraq, quisiera formular una pregunta distinta: ¿fue Saddam el último de su especie?, ¿los grandes dictadores por fin cayeron en desuso?
 
Quizá, de nuevo, ésta pueda parecer una pregunta absurda, porque son muchos los que todavía merodean por ahí: Robert Mugabe continúa bastante ocupado en acabar con su país; el bien amado Kim Jong II preside el suyo como si se tratara de un campo de concentración a escala nacional; a Uzbeskistán lo gobierna Islam Karimov, un déspota asesino que, dicho sea de paso, es aliado de Estados Unidos. Se habla de la popularidad de Fidel Castro, pero él jamás ha permitido realizar elección alguna, y su policía no deja de arrestar disidentes. Con todo, el péndulo de la historia últimamente se ha inclinado en contra de los Grandes Líderes. Si pensamos por ahí en los últimos treinta años, muy particularmente en ese annus mirabilis que fue 1989, la lista de los dictadores derrocados es más larga que la de los nuevos: Nicolae Ceauçescu, Teodor Zhivkov, Gustav Husák, Ferdinand Marcos, “Baby” Doc Duvalier, Idi Amín, Mariam Mengistu, el sha de Irán y el emperador Bokassa, por sólo nombrar unos pocos. Y, aunque ciertamente espantosos, la verdad es que éstos eran apenas tiranuelos parroquiales, peces de poca monta en el océano de asesinos en masa. En lo que a los postreros líderes comunistas concierne, no se puede decir que fueran grandes dictadores; más bien se trató de burócratas autocráticos. Ya no queda ninguno de la talla de Hitler, Stalin o Mao. Ni siquiera Saddam les llega remotamente a los tobillos. Sólo por eso, bien vale la pena celebrar.
 
Ahora bien, con ello no quiero decir, al modo del neoconservador Pollyanna, que la democracia va a arrasar en el mundo de...

Página 1 de 6

El contenido de esta sección está disponible solo para suscriptores

Comentarios a esta entrada

Su comentario

Ian Buruma

Se crió en Asia y reside en Lonres. Su último libro en español se titula La creación de Japón, 1853-1964, publicado por Mondadori en 2004.

Agosto de 2005
Edición No.64

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

La escritura como seducción

Por El Malpensante

3

Taller Malpensante de Escritura

Por El Malpensante

4

Un débil abrazo

Por Carlos Páramo

5

En la muerte de los blasfemos

Por Mario Jursich Durán

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

El calígrafo

Por Alexandru Ecovoiu

3

Sombra

Por Ruven Afanador

4

Loca carrera de los optimistas

Por

5

El proletariado de los dioses

Por Paul Brito

Nuestro Archivo

1 de 4

Huesos y pelo


Por Pilar Quintana


Publicado en la edición

No. 194



Un cuento  [...]

Tres piedritas hepáticas


Por Hernán Bravo Varela


Publicado en la edición

No. 193



De manufactura muy diversa, pero igual de encantadora, este trío de ensayos aborda la música, el cine y el sentido del gusto (incluyendo el gusto por el arte) con un ingenio prodigioso. [...]

En defensa de la novela, una vez más


Por Salman Rushdie


Publicado en la edición

No. 158



La crisis de la novela ha sido anunciada con visos apocalípticos en distintos momentos de la historia de la literatura. A mediados de los noventa, uno de sus más destacados representante [...]

Fentanyl


Por Samuel Andrés Arias


Publicado en la edición

No. 77



¿Y al doctor quién lo ronda? Pues lo ronda, entre otras cosas, una peligrosa tentación en la que muchos caen. Ésta es la impresionante crónica de un anestesista que [...]

Columnas

Poetour en una ciudad andina

Esperando a Cantinflas

La cueca larga del anti-poeta

La comba del palo

Las Marías y sus seguidores