Google+ El Malpensante

Reseñas

En nombre del padre

Con el ojo en la publicaciones colombianas

 

Margarita posada, Sin título (1988). Alfaguara, 2008. 200 páginas

I
 
En 1977, a la edad de cinco años, Magdalena Durán Arango, la protagonista de esta segunda novela escrita por Margarita Posada, presencia aterrada cómo su padre entra ebrio al cuarto del servicio y viola a Eulalia, la empleada doméstica. La sombra de ese episodio marca para siempre la vida de Magdalena –“Eulalia está en mis entrañas, en mis miedos más hondos, en esa única pena en la que todas mis penas siempre irán a dar”–, y harán falta treinta años (y casi doscientas páginas) para que ella pueda por fin “nombrar lo innombrable” y plasme en un cuadro el horror de esa noche funesta.
Quien aborde este libro con la expectativa de hallar en él la gracia y el dinamismo de la primera novela publicada por la autora, De esta agua no beberé, va a toparse con algo muy distinto. En esta ocasión no asistiremos a ninguna rumba en Down Town, ni a las transmisiones en directo de Radiofutura o a los comités de redacción de la revista Happen, y mucho menos a las intrigas palaciegas de la Casa de Nariño. Se leen con más facilidad las 280 páginas de la primera novela que las 200 de la segunda. El universo temático de Sin título [1977] es agobiante y reducido. Magdalena lleva cinco años a cargo de su padre, ya anciano y acosado por el síndrome de Alzhéimer. La relación entre ambos es tirante y hostil. Lo que el epígrafe de Amos Oz condensa líricamente –“La severidad de mi padre,/ sus hombros derrotados,/ de eso huí,/ a eso vuelvo”–, a lo largo de la novela se traduce en una sucesión interminable de achaques, olores pestilentes, peleas y mutuos reproches.
El recuento de cómo se llega a este penoso descalabro familiar se urde en el texto a través de tres voces: la voz de la propia protagonista, la voz de Antonio, el padre, y la voz de Juan Fernando, el hijo mayor, quien en virtud de su edad da cuenta de hechos y situaciones que en su momento Magdalena ignora o es incapa...

Página 1 de 1

El contenido de esta sección está disponible solo para suscriptores

Comentarios a esta entrada

Su comentario

John Galán Casanova

En 2010 publicó 'Árbol talado'.

Abril 2009
Edición No.96

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

Taller Malpensante de Escritura

Por El Malpensante

3

La escritura como seducción

Por El Malpensante

4

Un débil abrazo

Por Carlos Páramo

5

En la muerte de los blasfemos

Por Mario Jursich Durán

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

El calígrafo

Por Alexandru Ecovoiu

3

Sombra

Por Ruven Afanador

4

Loca carrera de los optimistas

Por

5

El proletariado de los dioses

Por Paul Brito

Nuestro Archivo

1 de 4

Fentanyl


Por Samuel Andrés Arias


Publicado en la edición

No. 77



¿Y al doctor quién lo ronda? Pues lo ronda, entre otras cosas, una peligrosa tentación en la que muchos caen. Ésta es la impresionante crónica de un anestesista que [...]

Los hombres me explican cosas


Por Rebecca Solnit


Publicado en la edición

No. 164



Una especie de autoridad intelectual masculina, basada exclusivamente en el género, es una de las formas más sutiles y a la vez violentas de discriminación hacia las mujeres. Para [...]

En defensa de la novela, una vez más


Por Salman Rushdie


Publicado en la edición

No. 158



La crisis de la novela ha sido anunciada con visos apocalípticos en distintos momentos de la historia de la literatura. A mediados de los noventa, uno de sus más destacados representante [...]

Huesos y pelo


Por Pilar Quintana


Publicado en la edición

No. 194



Un cuento  [...]

Columnas

Poetour en una ciudad andina

Esperando a Cantinflas

La cueca larga del anti-poeta

La comba del palo

Las Marías y sus seguidores