Google+ El Malpensante

Breviario

Quisimos tanto a Paul

Una despedida para el gestor cultural Paul Bardwell.

Ese sábado de septiembre, como casi siempre, había poco que ver en los cines de Medellín y yo necesitaba ver con urgencia alguna película para poder escribir mi columna del viernes en El Tiempo. Afortunadamente el Colombo Americano tenía la solución: estaban presentando El viaje de Carol, de Imanol Uribe, que se antojaba una buena opción y una salvación de última hora. Fui solo y llegué temprano a la función vespertina. Había poca gente haciendo fila fuera de la sala 1 del tercer piso, pero a los pocos minutos vi llegar a Paul. Nos saludamos, me contó de su viaje a Australia y de un evento que estaban haciendo ese día, creo que con profesores de inglés.

Entramos, yo me acomodé en mi puesto habitual contra la pared de la planta baja, y Paul, para mi sorpresa, no ocupó su puesto “fijo” un par de filas adelante, sino que se acomodó a mi lado derecho. Nunca lo había hecho y mentalmente agradecí el gesto, pues no íbamos a estar solos durante la película. Desde que empezó El viaje de Carol me di cuenta de que el filme no valía la pena, y al desinterés que me produjo se sumó el sopor del almuerzo de pocas horas antes y dormité algunos instantes. Desperté abochornado y apenado. Me había quedado dormido en cine al lado del director no sólo del Colombo, sino además de Kinetoscopio, la revista en la que escribo. Pero al abrir los ojos y mirar a la derecha descubrí, para mi alivio, dormido al propio Paul. Al rato despertó con un leve sobresalto y se reintegró a la película, que avanzaba morosa.

Cuando por fin terminó la cinta nada dijimos. Era mejor guardar silencio ante el descalabro fílmico que habíamos presenciado. Salí por la puerta lateral, y Paul no me siguió. Salió por la puerta principal rumbo a los ascensores posteriores. Antes de bajar las escaleras del tercer piso miré hacia atrás y vi su espalda que se alejaba del teatro en dirección opuesta a la mía. No volví a verlo con vida.

Nos encontramos otra vez el miércoles 1 de diciembre cuando su cuerpo descansaba en un féretro ubicado en el patio del primer piso del Colombo, rodeado por su familia y por una multitud inauditamente grande de empleados, amigos y colaboradores, que quería darle un último adiós. Los discursos, los aplausos, las canciones y las oraciones se confundían en una sola voz que, entristecida, despedía a un hombre que hizo por Medellín muc...

Página 1 de 1

El contenido de esta sección está disponible solo para suscriptores

Comentarios a esta entrada

Su comentario

Juan Carlos González A

Es editor de la revista Kinetoscopio y autor del libro "François Truffaut. Una vida hecha cine" (Panamericana Editorial, 2005).

Febrero de 2005
Edición No.60

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

Taller Malpensante de Escritura

Por El Malpensante

3

La escritura como seducción

Por El Malpensante

4

Un débil abrazo

Por Carlos Páramo

5

En la muerte de los blasfemos

Por Mario Jursich Durán

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

El calígrafo

Por Alexandru Ecovoiu

3

Sombra

Por Ruven Afanador

4

Loca carrera de los optimistas

Por

5

El proletariado de los dioses

Por Paul Brito

1

Nuestro Archivo

1 de 4

Huesos y pelo


Por Pilar Quintana


Publicado en la edición

No. 194



Un cuento  [...]

En defensa de la novela, una vez más


Por Salman Rushdie


Publicado en la edición

No. 158



La crisis de la novela ha sido anunciada con visos apocalípticos en distintos momentos de la historia de la literatura. A mediados de los noventa, uno de sus más destacados representante [...]

Tres piedritas hepáticas


Por Hernán Bravo Varela


Publicado en la edición

No. 193



De manufactura muy diversa, pero igual de encantadora, este trío de ensayos aborda la música, el cine y el sentido del gusto (incluyendo el gusto por el arte) con un ingenio prodigioso. [...]

Fentanyl


Por Samuel Andrés Arias


Publicado en la edición

No. 77



¿Y al doctor quién lo ronda? Pues lo ronda, entre otras cosas, una peligrosa tentación en la que muchos caen. Ésta es la impresionante crónica de un anestesista que [...]

Columnas

Poetour en una ciudad andina

Esperando a Cantinflas

La cueca larga del anti-poeta

La comba del palo

Las Marías y sus seguidores