Google+
El Malpensante

Breviario

Quisimos tanto a Paul

Una despedida para el gestor cultural Paul Bardwell.

Ese sábado de septiembre, como casi siempre, había poco que ver en los cines de Medellín y yo necesitaba ver con urgencia alguna película para poder escribir mi columna del viernes en El Tiempo. Afortunadamente el Colombo Americano tenía la solución: estaban presentando El viaje de Carol, de Imanol Uribe, que se antojaba una buena opción y una salvación de última hora. Fui solo y llegué temprano a la función vespertina. Había poca gente haciendo fila fuera de la sala 1 del tercer piso, pero a los pocos minutos vi llegar a Paul. Nos saludamos, me contó de su viaje a Australia y de un evento que estaban haciendo ese día, creo que con profesores de inglés.

Entramos, yo me acomodé en mi puesto habitual contra la pared de la planta baja, y Paul, para mi sorpresa, no ocupó su puesto “fijo” un par de filas adelante, sino que se acomodó a mi lado derecho. Nunca lo había hecho y mentalmente agradecí el gesto, pues no íbamos a estar solos durante la película. Desde que empezó El viaje de Carol me di cuenta de que el filme no valía la pena, y al desinterés que me produjo se sumó el sopor del almuerzo de pocas horas antes y dormité algunos instantes. Desperté abochornado y apenado. Me había quedado dormido en cine al lado del director no sólo del Colombo, sino además de Kinetoscopio, la revista en la que escribo. Pero al abrir los ojos y mirar a la derecha descubrí, para mi alivio, dormido al propio Paul. Al rato despertó con un leve sobresalto y se reintegró a la película, que avanzaba morosa.

Cuando por fin terminó la cinta nada dijimos. Era mejor guardar silencio ante el descalabro fílmico que habíamos presenciado. Salí por la puerta lateral, y Paul no me siguió. Salió por la puerta principal rumbo a los ascensores posteriores. Antes de bajar las escaleras del tercer piso miré hacia atrás y vi su espalda que se alejaba del teatro en dirección opuesta a la mía. No volví a verlo con vida.

Nos encontramos otra vez el miércoles 1 de diciembre cuando su cuerpo descansaba en un féretro ubicado en el patio del primer piso del Colombo, rodeado por su familia y por una multitud inauditamente grande de empleados, amigos y colaboradores, que quería darle un último adiós. Los discursos, los aplausos, las canciones y las oraciones se confundían en una sola voz que, entristecida, despedía a un hombre que hizo por Medellín muc...

El contenido de esta sección está disponible solo para suscriptores

Comentarios a esta entrada

Su comentario

Juan Carlos González A

Es editor de la revista Kinetoscopio y autor del libro "François Truffaut. Una vida hecha cine" (Panamericana Editorial, 2005).

Febrero de 2005
Edición No.60

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

Taller Malpensante de Escritura

Por El Malpensante

3

La escritura como seducción

Por El Malpensante

4

Un débil abrazo

Por Carlos Páramo

5

En la muerte de los blasfemos

Por Mario Jursich Durán

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

El calígrafo

Por Alexandru Ecovoiu

3

Sombra

Por Ruven Afanador

4

Loca carrera de los optimistas

Por

5

El proletariado de los dioses

Por Paul Brito

1

Nuestro Archivo

1 de 4

Ida Vitale no subestima a sus lectores


Por César Bianchi


Publicado en la edición

No. 203



Con una sonrisa pícara y unas salidas lúcidas, la poeta uruguaya responde con precisión filuda las preguntas de otro inoportuno periodista atraído por la miel de los premio [...]

Reina, esclava o mujer


Por Fernanda Melchor


Publicado en la edición

No. 202



Seis años después de ser nombrada soberana del Carnaval de Veracruz, Evangelina Tejera es acusada de asesinar a sus dos hijos. Los hechos que horrorizaron al puerto, y que originaron un [...]

¿Qué hacemos con los Snorkel?


Por Kyara Ortega Méndez


Publicado en la edición

No. 204



Nuevas Voces [...]

¡Viva la revolución!


Por Malcom Deas


Publicado en la edición

No. 204



Así se llama el último libro de Eric Hobsbawm sobre Latinoamérica, que un colega cáustico desmenuza y destruye con celo de historiador. Dos versiones británicas de n [...]

Columnas

Poetour en una ciudad andina

Esperando a Cantinflas

La cueca larga del anti-poeta

La comba del palo

Las Marías y sus seguidores