Google+ El Malpensante

Artículo

Un debate sobre la cultura en Colombia

No está nada claro qué políticas culturales son las que más convienen en un país pobre y emproblemado como Colombia. Hemos decidido consultar con los responsables pasados,  ...

INTRO: No está nada claro qué políticas culturales son las que más convienen en un país pobre y emproblemado como Colombia. Hemos decidido consultar con los responsables pasados, presentes o futuros de éstas para que nos respondan algunas preguntas. En ediciones posteriores vendrán otros testimonios parecidos al que nos da aquí el ex subdirector de Planeación Nacional. 

 

 

 
 ¿El desarrollo de la cultura debería venir sobre todo del Estado o sobre todo de los particulares, o vendrá de una combinación, a veces conflictiva y a veces sinérgica, entre ambos? En este último aspecto ¿cuál debe ser el modus operandi para que abunde la sinergia en vez del conflicto y cuáles deben ser los criterios principales a la hora de resolver este posible conflicto entre Estado y particulares en lo relativo a la cultura?
Un primer punto importante es que la disyuntiva Estado versus particulares desborda el tema cultural. El mismo dilema se plantea con relación a la ciencia, a la infraestructura y a la innovación tecnológica. Así como los científicos tratan de conseguir recursos públicos para la investigación básica, los ingenieros para la investigación aplicada y los constructores para la infraestructura, los artistas demandan dinero para la cultura. Unos y otros aducen razones de eficiencia (la economía crecerá más rápido con ciencia, con innovación, con infraestructura...) y de equidad (la sociedad será más equitativa con ciencia,...). Unos y otros son diestros en relaciones políticas y en demagogia gremial. Y todos terminan exagerando los argumentos a su favor.
 
Una vez uno mira las cosas desde este punta vista surgen varias preguntas, a saber: ¿deben los artistas sumarse a la refriega presupuestal? ¿Y deben los interlocutores de la cultura afinar su discurso y perfeccionar su retórica? Para decirlo de una vez, no creo que valga la pena meterse en esta piñata escasa en plata y rica en palabrería.
 
La razón es simple: dada la pobreza de las sociedades latinoamericanas, la realidad política impone una prioridad presupuestal incuestionable: el gasto social (educación básica, salud y agua potable, principalmente). Cualquier iniciativa para invertir recursos públicos por fuera de lo “social” tiene que defender lo indefendible: ¿cómo gastar recursos en un proyecto ...

Página 1 de 2

El contenido de esta sección está disponible solo para suscriptores

Comentarios a esta entrada

Su comentario

Alejandro Gaviria

Ingeniero y economista colombiano. Es Ministro de Salud y Protección Social desde 2012

Noviembre de 2004
Edición No.58

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

La escritura como seducción

Por El Malpensante

3

Taller Malpensante de Escritura

Por El Malpensante

4

Un débil abrazo

Por Carlos Páramo

5

En la muerte de los blasfemos

Por Mario Jursich Durán

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

El calígrafo

Por Alexandru Ecovoiu

3

Sombra

Por Ruven Afanador

4

Loca carrera de los optimistas

Por

5

El proletariado de los dioses

Por Paul Brito

Nuestro Archivo

1 de 4

En defensa de la novela, una vez más


Por Salman Rushdie


Publicado en la edición

No. 158



La crisis de la novela ha sido anunciada con visos apocalípticos en distintos momentos de la historia de la literatura. A mediados de los noventa, uno de sus más destacados representante [...]

Huesos y pelo


Por Pilar Quintana


Publicado en la edición

No. 194



Un cuento  [...]

Cómo escribir y cómo no escribir poesía


Por Wislawa Szymborska


Publicado en la edición

No. 120



Durante tres décadas, Wislawa Szymborska escribió una columna en el periodico polaco Vida Literaria. En ella respondía las preguntas de personas interesadas en escr [...]

Fentanyl


Por Samuel Andrés Arias


Publicado en la edición

No. 77



¿Y al doctor quién lo ronda? Pues lo ronda, entre otras cosas, una peligrosa tentación en la que muchos caen. Ésta es la impresionante crónica de un anestesista que [...]

Columnas

Poetour en una ciudad andina

Esperando a Cantinflas

La cueca larga del anti-poeta

La comba del palo

Las Marías y sus seguidores