Google+ El Malpensante

Teatro

Pharmakon

Notas para una puesta en escena

La vida de Carlos Mayolo estuvo marcada por los excesos. Pharmakon, una pieza teatral que dejó inédita y que pronto será estrenada, compendia sus fantasmas y adicciones.

Fotografía de Carlos Duque

[Bálsamo o veneno]

Reviso mi computador. Guardo una maletica con una palabra clave: Mayolo. En la maletica, 21 archivos con distintos títulos: Mamá qué hago, Vida de mi cine, teatro-cine-circo, La vida no está bien, Pharmakon I, Pharmakon II. En los últimos años del milenio pasado, Carlos Mayolo fue dejando, poco a poco, su actividad como realizador. Continuó dando cursos a lo largo y ancho de Colombia, especialmente en Cali, nuestra ciudad natal. Pero sus proyectos de largo aliento para el cine se quedaron en el papel y la televisión comercial tomó otros rumbos, en los que una personalidad anárquica e impredecible como la de Mayolo ya no cabía. Mayolo se dedicó entonces a la escritura. Escribió poesía, artículos para prensa, guiones, ensayos y, quién lo creyera, obras de teatro. Digo “quién lo creyera” porque Mayolo, al igual que muchos de sus colegas, despreciaba el mundo de las tablas. Iba al teatro por obligación y se salía casi siempre. Mayolo, sin embargo, escribió una pieza a partir de algunos poemas de María Mercedes Carranza, Jotamario Arbeláez y Miguel Méndez Camacho que tituló La vida no está bien. Escribió un boceto circense que nunca tuvo título y, sobre todo, se concentró, en distintos momentos de sus últimos años, a escribir varias versiones de una obra acerca de las drogas y el alcohol, que tituló Pharmakon (bálsamo o veneno). En mis archivos había dos versiones. Después de la muerte de Mayolo aparecieron otras dos y un ensayo completo, de unas sesenta cuartillas, titulado La droga, bálsamo o veneno, con fecha 2005. Tras la muerte del director, en febrero de 2007, con la escritora Beatriz Caballero, nos concentramos en impulsar la publicación de sus memorias audiovisuales, que finalmente vieron la luz bajo el título Vida de mi cine y mi televisión, editadas por Benjamín Villegas. El asunto pudo quedar allí. Hasta que recibí la llamada fatal.
 
[Lela]
La actriz colombiana Alejandra Borrero se formó al son de los ritmos felices de Caliwood. Yo la dirigí...

Página 1 de 3

El contenido de esta sección está disponible solo para suscriptores

Comentarios a esta entrada

Su comentario

Sandro Romero Rey

Trabaja como profesor en la Facultad de Artes de la Universidad Distrital. En 2010 publicó 'El miedo a la oscuridad'.

Agosto de 2008
Edición No.89

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

La escritura como seducción

Por El Malpensante

3

Taller Malpensante de Escritura

Por El Malpensante

4

Un débil abrazo

Por Carlos Páramo

5

En la muerte de los blasfemos

Por Mario Jursich Durán

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

El calígrafo

Por Alexandru Ecovoiu

3

Sombra

Por Ruven Afanador

4

Loca carrera de los optimistas

Por

5

El proletariado de los dioses

Por Paul Brito

Nuestro Archivo

1 de 4

Huesos y pelo


Por Pilar Quintana


Publicado en la edición

No. 194



Un cuento  [...]

Los hombres me explican cosas


Por Rebecca Solnit


Publicado en la edición

No. 164



Una especie de autoridad intelectual masculina, basada exclusivamente en el género, es una de las formas más sutiles y a la vez violentas de discriminación hacia las mujeres. Para [...]

Cómo escribir y cómo no escribir poesía


Por Wislawa Szymborska


Publicado en la edición

No. 120



Durante tres décadas, Wislawa Szymborska escribió una columna en el periodico polaco Vida Literaria. En ella respondía las preguntas de personas interesadas en escr [...]

En defensa de la novela, una vez más


Por Salman Rushdie


Publicado en la edición

No. 158



La crisis de la novela ha sido anunciada con visos apocalípticos en distintos momentos de la historia de la literatura. A mediados de los noventa, uno de sus más destacados representante [...]

Columnas

Poetour en una ciudad andina

Esperando a Cantinflas

La cueca larga del anti-poeta

La comba del palo

Las Marías y sus seguidores