Google+ El Malpensante

Iceberg

Cacofonía

.

A excepción de los protagonistas, todos los personajes de Anomalisa tienen la misma voz y la misma cara. 

 

Imaginen despertar en un mundo en el que todos –hombres, mujeres y niños, agentes de servicio, taxistas y compañeros de vuelo, periodistas y meseros–, todos tuvieran exactamente la misma voz. La sensación, en principio agobiante, comenzaría a parecer natural a fuerza de la repetición, con sus formas de imponerse por inercia: el cansancio y la costumbre. En este escenario transcurre la historia de Anomalisa, la más reciente, anómala y conmovedora película animada de Charlie Kaufman. Y, aunque suene lejano, de manera casi idéntica transcurre la experiencia de quienes leen a diario las columnas de opinión y los blogs de los medios colombianos.

En el caso de la película, al menos los rostros de todos los personajes –también idénticos– tienen la honestidad de hacer evidente el absurdo de la cacofonía. No pasa lo mismo en las páginas de nuestros medios, donde las viñetas cachetonas o huesudas, barbadas o femeninas, bonachonas o de gomelos convertidos en columnistas podrían hacernos pensar que estamos a punto de escuchar algo distinto. Pero al final es lo mismo, desde el mismo punto de vista y con el mismo tono de inofensiva racionalidad. El youtuber de turno, la escritora irrespetada e irrespetuosa o la justa causa de indignación reducida a caricatura por desgaste. Cualquier asunto lateral cobra dimensiones estridentes cuando pasa de las voces de los líderes de opinión a las antenas repetidoras de sus huestes, que sacan las ideas de contexto, les suman su ira contenida y les suben el volumen hasta el punto de volver incendiario aquello que por su trascendencia intrínseca debería ser –y será muy pronto– olvidado.

Los temas decisivos para el destino de un país merecen la atención de quienes puedan arrojar una luz distinta y clarificadora sobre ellos. Pero no son estos los más frecuentes porque no suelen suscitar tantos likes. Además, esas columnas rara vez aprovechan su poder orientando esa inconformidad generalizada con la intención de un cambio. La cantidad creciente de publicaciones calcadas no funciona como un conjunto de lentes que potencian la visión, sino como capas que la filtran y la oscurecen. El ruido constan...

Página 1 de 1

El contenido de esta sección está disponible solo para suscriptores

Comentarios a esta entrada

Su comentario

Ángel Unfried

Director de la revista El Malpensante. Ha colaborado en Diners, Shock, Bacánika, La República y El Heraldo. Editor y relator de varios talleres de la FNPI.

Mayo 2016
Edición No.174

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

La escritura como seducción

Por El Malpensante

3

Taller Malpensante de Escritura

Por El Malpensante

4

Un débil abrazo

Por Carlos Páramo

5

En la muerte de los blasfemos

Por Mario Jursich Durán

1

Salir con chicas que no leen/ Salir con chicas que leen

Por Charles Warnke

2

El calígrafo

Por Alexandru Ecovoiu

3

Sombra

Por Ruven Afanador

4

Loca carrera de los optimistas

Por

5

El proletariado de los dioses

Por Paul Brito

1

Nuestro Archivo

1 de 4

Vampiros en Cartagena


Por Luis Ospina


Publicado en la edición

No. 101



¿Qué puede salir del encuentro entre tres cinéfilos reunidos para hablar de lo que más les gusta? Esta desempolvada entrevista puede ofrecer una respuesta. [...]

Elogio del menosprecio


Por Christy Wampole


Publicado en la edición

No. 153



Comentarios exaltados, tuits furiosos, alaridos digitales. Vivimos en tiempos de indignación masiva. Sin embargo, aparte de amargarnos la vida, generalmente no cambiamos nada. ¿Existe al [...]

Científicos burócratas


Por David Graeber


Publicado en la edición

No. 151



Los centros de investigación en ciencia y tecnología han copiado en mala medida los vicios del mundo corporativo. El resultado es que el quehacer de la actividad científica transc [...]

Los hombres me explican cosas


Por Rebecca Solnit


Publicado en la edición

No. 164



Una especie de autoridad intelectual masculina, basada exclusivamente en el género, es una de las formas más sutiles y a la vez violentas de discriminación hacia las mujeres. Para [...]

Columnas

La comba del palo

El control del comercio sexual

En uso de razón

¿Qué hay de nuevo en WikiLeaks?

Paseos citadinos

Paseo cartagenero por una Manga sin mangos

El arte del trapecio

Razones y tradiciones

No lo veo claro

Mary Roach y sus cadáveres fascinantes